COMPONENTES DEL GRUPO


En el grupo somos 2:

– Miguel Santamáría Sacristán
– Jonathan Zurdo Portero

En nuestro blog hemos puesto entradas relacionadas con los temas que hemos desarrorrado en clase, pero además también hemos publicado algunas entradas relacionada con otros temas de actualidad y que han ocupado las portadas de los periodicos no hace mucho.

Con nuestro blog queremos que mucha gente pueda encontrar noticias dentro de nuestro blog y que pueda servir de utilidad.

LOS RIESGOS SISMICOS


Localización
Límites de placa: límites divergentes (suele ser oceánico)

Límites convergentes (mayor riesgo)

Límites transformantes (mayor riesgo).

Zonas de intraplaca.

Riesgos
Los factores que condicionan el riesgo son:

-magnitud del terremoto. Escala Richter. (Escala logarítmica)

logE= 11,8 + 1,5M

-exposición. Densidad de población.

-infraestructuras. Características de las construcciones. Ej: en Japón, pocas víctimas.

· Directos. (se producen directamente como consecuencia del paso de ondas sísmicas por el terreno).

-daños en edificios, presas, vías de comunicación.

· Indirectos. (producidos indirectamente por el paso de ondas sísmicas

-tsunamis (olas gigantes) producidos por maremotos.

-desviación del cauce de ríos.

-desaparición de acuíferos.

-formación de corrientes de turbidez. Tienen lugar en el talud continental (corrientes submarinas). Rotura de cables telefónicos.

Predicción.

Predecir un fenómeno sísmico (intensidad, lugar…) es prácticamente imposible.

Hay algunos instrumentos que permiten estimar el riesgo de que ocurran terremotos en una región.

· Localización de fallas activas.

· Cálculo del tiempo de retorno (cada cuántos años se produce un terremoto). Datos históricos.

· Elaboración de mapas de isosistas. Curvas que unen puntos de igual riesgo de padecer un terremoto de una determinada intensidad. Es una forma de representar el riesgo.

· Precursores sísmicos. Fenómenos de naturaleza diversa que suelen ocurrir o aumentar su frecuencia en momentos previos al terremoto.

o Comportamiento anómalo de animales.

o Ocurrencia de varios terremotos, de pequeña magnitud.

o Disminución en la velocidad de propagación de las ondas P.

o Disminución en el valor de resistividad de las rocas.

o Aumento en la emisión de Radón.

o Elevación del suelo (deformación).

Prevención.

· Aplicación en la construcción de la norma sismorresistente. Hay una normativa que establece las características de las construcciones en terrenos con riesgo sísmico.

o Modificar lo menos posible el terreno.

o No construir provocando aludes.

o Amplios espacios entre las edificaciones.

o Si se construye sobre roca, los edificios deben ser simétricos, altos, rígidos y con cimientos aislantes de las vibraciones.

o Si el sustrato es blando, los edificios deben ser blandos, rígidos y no demasiado extensos.

· Medidas de protección civil. Informar y entrenar a la población. Disponer de planes de evacuación, extinción de incendios, desescombre, primeros auxilios…

· Ordenación del territorio. Tomar decisiones sobre en qué lugares se pueden realizar actividades.

· Otros.

o Provocar pequeños sismos artificialmente para liberar las tensiones mecánicas acumuladas en el terreno. Ej: en zonas de presas.

o Inmovilización de fallas o fracturas inyectando fluidos.

EN ESPAÑA:

La sismicidad en España es consecuencia de la interacción entre la placa Africana, la microplaca de
Alborán y la placa Euroasiática con la microplaca Ibérica (subplaca de la Euroasiática)
Se establecen tres zonas:
Zona primera: limitada por la isosista de grado VI (por lo tanto, por debajo de VI, intensidad baja).
Corresponde a la mayor parte de la meseta central (macizo hercínico, muy antiguo y desgastado), a la
zona norte (Cantabria, Asturias), a la zona central de Levante (de Tarragona a Valencia) y a la depresión
del Ebro.
Zona segunda: entre las isosistas VI y VIII (intensidad media).
Corresponde a gran parte de Andalucía y provincias al norte de ésta (Badajoz, Ciudad Real, Albacete,…),
del nordeste español (zonas de Cataluña, de Aragón, País Vasco y Navarra), Galicia y el sistema Ibérico.
Zona tercera: por encima de la isosista VIII (intensidad alta).
Se concentra en las cordilleras Béticas de Andalucía Oriental (Granada y parte de Málga y Almería) y
Murcia (por la interacción de las microplacas de Alborán e Ibérica con la placa Africana) y en dos zonas del
Pirineo (aragonés y catalán) (erógeno de colisión resultante de la colisión por una ligera subducción de la
microplaca ibérica bajo la europea). Ambas cordilleras son cordilleras jóvenes que forman parte del
cinturón alpino que se extiende desde Gibraltar hasta el Himalaya.
Las zonas litorales pueden verse afectadas por Tsunamis.
La sismicidad canaria está asociada al vulcanismo.
Aunque no aparece en el mapa, toda la zona occidental de la Península (Galicia y Portugal) tiene una
cierta actividad sísmica debido a una línea de sismos que conecta con la dorsal Atlántica (falla
transformante Azores-Gibraltar).
Algunas normas de construcción sismorresistentes (medida preventiva estructural muy importante):
– No modificar en exceso la topografía local (el relieve).
– Evitar el hacinamiento de edificios que impida el choque por vibración.
– Edificar preferentemente en zonas planas. Evitar las edificaciones en zonas próximas a taludes.
– Edificar sobre sustratos coherentes. Evitar suelos arenosos o húmedos (si no se puede, los
cimientos deberán ser más resistentes). En suelos blandos los edificios deben ser bajos y no muy
extensos.
– Edificios simétricos y equilibrados en cuanto a masa, altura y rigidez.
– Rigidez que permita un comportamiento independiente del suelo durante las vibraciones
(reforzamiento de muros con contrafuertes de acero en diagonal).
– Instalación de cimientos aislantes (caucho) que absorban las vibraciones del suelo y permitan la
oscilación del edificio.
– No son aconsejables los balcones y cornisas. Deben tener marquesinas que recojan cristales
caídos.
– Instalaciones de agua, gas, etc., flexibles o de cierre automático.
Hay edificios especialmente obligados por estas normas:
– Hospitales e instalaciones sanitarias.
– Edificios para personal y equipo de ayuda (bomberos, policía, ejército, ambulancias,…)
– Edificios que puedan albergar a muchas personas (estadios, centros comerciales, lugares de
espectáculos,…)
– Edificiops e instalaciones de comunicaciones (radio, tv,…)
– Edificios para coordinación y organización en caso de desastres.
– Construcciones con Instalaciones básicas para la población (depósitos de agua, estaciones de
bombeo, centrales eléctricas).
– Vías de comunicación.
– …………………..
La Norma de Construcción Sismorresistente NCSE regula específicamente el diseño de las construcciones
en España para evitar los daños de origen sísmico.
La escala de magnitud de Richter fue creada por Charles F. Richter (Instituto Tecnológico de California) en
1934.
La escala de Intensidad e Mercalli fue creada por Giuseppe Mercalli en 1902. En 1931 surgió la Escala de
Mercalli Modificada (MM) de uso en Sudamérica y EEUU.
En Europa se creó otra adaptación de la Escala de Mercalli: escala M.S.K. (Medvedev, Sponheuer y
Karnik), muy semejante a la MM americana.
En España se adoptó la escala MSK en 1964 y es la que se incluye en la actual normativa oficial.
Aunque Europa adoptó otra nueva escala de medición de Intensidad en 1998 ( Escala Europea
Macrosísmica EMS-98) en España, de momento, se sigue usando la MSK.

LAS ENFERMEDADES NO INFECIOSAS


La mayoría de las defunciones por enfermedades infecciosas -casi el 90%- están provocadas sólo por unas pocas de enfermedades. La mayoría de ellas han sido azotes de la humanidad a lo largo de toda su historia, causando con frecuencia estragos en las poblaciones con más eficacia que las guerras. En la edad de las vacunas, los antibióticos y los sorprendentes progresos científicos, esas enfermedades deberían estar bajo control. Sin embargo, hoy en día siguen causando muertes a un ritmo alarmante en los países subdesarrollados.

No más de seis enfermedades infecciosas mortales -la neumonía, la tuberculosis, las enfermedades diarreicas, el paludismo, el sarampión y más recientemente el VIH/SIDA- provocan más de la mitad de todas las defunciones prematuras, causando sobre todo la muerte de niños y adultos jóvenes.

Cada tres segundos muere un niño pobre, en la gran mayoría de los casos por una enfermedad infecciosa. En algunos países, uno de cada cinco niños fallece antes de cumplir cinco años. Cada día mueren miles de personas a causa de estas enfermedades. Tras esas muertes se halla siempre una tragedia humana. Como esas enfermedades afectan sobre todo a los niños pequeños y a los adultos que ganan el sustento, su efecto en las familias puede ser catastrófico. Los niños pueden perder al padre, a la madre o a ambos a causa de las enfermedades infecciosas.

Millones de niños son huérfanos a causa de estas enfermedades. Para empeorar la situación, las familias corren el riesgo de endeudarse por la pérdida de ingresos y por el alto costo de la atención médica y de las medicinas –cuando pueden acceder a ellas-, entrando así en el círculo vicioso de la pobreza y la mala salud.

Las enfermedades respiratorias.

Las infecciones respiratorias agudas –IRA- son responsables de numerosas defunciones. La neumonía, la IRA más mortal, provoca la muerte de más niños que cualquier otra enfermedad infecciosa. La mayoría de esas defunciones -el 99%- se producen en los países subdesarrollados. Sin embargo, en los países industrializados son raras las defunciones infantiles por neumonía.

La neumonía afecta a menudo a los niños con insuficiencia ponderal al nacer o a aquellos con sistemas inmunitarios debilitados por malnutrición u otras enfermedades. Sin tratamiento, la neumonía produce la muerte con rapidez.

El virus gripal es otra causa de neumonía. Se dispone de muy escasa información sobre el número de muertes por gripe en los países subdesarrollados. Sin embargo, sólo en los Estados Unidos la enfermedad produce la muerte de 10.000 a 40.000 personas en una temporada media de gripe.

El VIH/SIDA.

En todo el mundo más de 33 millones de personas viven con el VIH/SIDA. Todavía no existe curación a la vista. El África Subsahariana es la parte más afectada. En algunos países, hasta uno de cada cuatro adultos viven ahora con el VIH/SIDA. En algunas zonas, la mitad de las mujeres embarazadas están infectadas por el VIH y existe el riesgo de que infecten a sus hijos. Un número creciente de defunciones maternas se deben ahora a infecciones contraídas por mujeres VIH-positivas en el curso del parto. En muchos países, la esperanza de vida y las tasas de supervivencia infantil han caído en picado. Por ejemplo, en algunas zonas la esperanza de vida al nacer ha descendido de 70 a unos 50 años.

Las enfermedades diarreicas.

Los datos son escalofriantes. Ha habido más niños fallecidos por enfermedades diarreicas vinculadas a la calidad del agua en los años 90 que personas perecidas en conflictos armados desde la segunda guerra mundial. Las enfermedades diarreicas provocan la muerte de casi dos millones de niños menores de cinco años cada año. Están tan extendidas en los países subdesarrollados que los padres no reconocen a menudo los signos de peligro. Los niños mueren simplemente porque sus organismos están a menudo debilitados por la rápida pérdida de líquidos y se encuentran mal nutridos por la falta de alimentos.

Las enfermedades diarreicas imponen una pesada carga a los países subdesarrollados, produciendo 1.500 millones de casos de enfermedad al año en los niños menores de cinco años. La carga alcanza su nivel máximo en las zonas más pobres, en donde el saneamiento es escaso, la higiene es insuficiente y el agua que beben no es potable.

En ciertos países subdesarrollados, epidemias de enfermedades diarreicas tales como el cólera y la disentería afectan tanto a los adultos como a los niños. Entre otras enfermedades diarreicas importantes figuran la fiebre tifoidea y la rotavirosis, que es la principal causa de diarrea deshidratante grave entre los niños.

La Tuberculosis.

La tuberculosis, enfermedad que se pensaba que ya estaba controlada, ha reaparecido con saña produciendo millones de defunciones al año. Incluso en la actualidad es más mortal porque se combina en muchas ocasiones con el VIH/SIDA. Aproximadamente dos mil millones de personas, la tercera parte de la población mundial, presentan una infección tuberculosa latente. Constituyen en conjunto una enorme reserva potencial de la enfermedad. La tuberculosis produce más muertes de adolescentes y de adultos que cualquier otra enfermedad infecciosa. Es también una destacada causa de mortalidad en las mujeres.

Para empeorar la situación, la infección por el VIH debilita el sistema inmunitario y puede activar la infección por tuberculosis latente. También se cree que el SIDA multiplica el riesgo de infección inicial por tuberculosis. Actualmente, la tercera parte aproximadamente de todas las defunciones por SIDA son producidas por la tuberculosis.

El Paludismo.

El paludismo produce la muerte de más de un millón de personas al año, la mayoría de ellas niños pequeños. La mayor parte de las defunciones por paludismo se producen en el África Subsahariana, en donde el paludismo provoca una de cada cinco defunciones infantiles. Las mujeres son especialmente vulnerables en el curso del embarazo. Tienen más probabilidades que mueran por la enfermedad, sufran abortos o den a luz niños prematuros y afectos de insuficiencia ponderal.

El paludismo puede arrollar con rapidez a un niño pequeño produciéndole fiebre alta, convulsiones y dificultades respiratorias. Si se inicia el paludismo cerebral, forma aguda de la enfermedad, el niño entra en coma y puede fallecer en 24 horas.

La alta incidencia de los casos de paludismo -más de 275 millones al año en todo el mundo- puede imponer una elevada carga económica a las familias y a los Estados por la disminución de la productividad, la pérdida de posibilidades educativas y los altos costos de la atención de la salud.

El sarampión.

El sarampión es la enfermedad más contagiosa de la especie humana. Es una importante causa de mortalidad infantil en los países subdesarrollados, provocando unas 900.000 defunciones al año. El virus del sarampión puede en definitiva ser responsable de más defunciones infantiles que cualquier otro microbio, debido a las complicaciones por neumonía, enfermedades diarreicas y malnutrición.

LA TEORIA DEL BIG BANG


El Big Bang, literalmente gran estallido, constituye el momento en que de la “nada” emerge toda la materia, es decir, el origen del Universo. La materia, hasta ese momento, es un punto de densidad infinita, que en un momento dado “explota” generando la expansión de la materia en todas las direcciones y creando lo que conocemos como nuestro Universo.

Inmediatamente después del momento de la “explosión”, cada partícula de materia comenzó a alejarse muy rápidamente una de otra, de la misma manera que al inflar un globo éste va ocupando más espacio expandiendo su superficie. Los físicos teóricos han logrado reconstruir esta cronología de los hechos a partir de un 1/100 de segundo después del Big Bang. La materia lanzada en todas las direcciones por la explosión primordial está constituida exclusivamente por partículas elementales: Electrones, Positrones, Mesones, Bariones, Neutrinos, Fotones y un largo etcétera hasta más de 89 partículas conocidas hoy en día.

En 1948 el físico ruso nacionalizado estadounidense George Gamow modificó la teoría de Lemaître del núcleo primordial. Gamow planteó que el Universo se creó en una explosión gigantesca y que los diversos elementos que hoy se observan se produjeron durante los primeros minutos después de la Gran Explosión o Big Bang, cuando la temperatura extremadamente alta y la densidad del Universo fusionaron partículas subatómicas en los elementos químicos.

Cálculos más recientes indican que el hidrógeno y el helio habrían sido los productos primarios del Big Bang, y los elementos más pesados se produjeron más tarde, dentro de las estrellas. Sin embargo, la teoría de Gamow proporciona una base para la comprensión de los primeros estadios del Universo y su posterior evolución. A causa de su elevadísima densidad, la materia existente en los primeros momentos del Universo se expandió con rapidez. Al expandirse, el helio y el hidrógeno se enfriaron y se condensaron en estrellas y en galaxias. Esto explica la expansión del Universo y la base física de la ley de Hubble.

Según se expandía el Universo, la radiación residual del Big Bang continuó enfriándose, hasta llegar a una temperatura de unos 3 K (-270 °C). Estos vestigios de radiación de fondo de microondas fueron detectados por los radioastrónomos en 1965, proporcionando así lo que la mayoría de los astrónomos consideran la confirmación de la teoría del Big Bang.

Uno de los problemas sin resolver en el modelo del Universo en expansión es si el Universo es abierto o cerrado (esto es, si se expandirá indefinidamente o se volverá a contraer).

Un intento de resolver este problema es determinar si la densidad media de la materia en el Universo es mayor que el valor crítico en el modelo de Friedmann. La masa de una galaxia se puede medir observando el movimiento de sus estrellas; multiplicando la masa de cada galaxia por el número de galaxias se ve que la densidad es sólo del 5 al 10% del valor crítico. La masa de un cúmulo de galaxias se puede determinar de forma análoga, midiendo el movimiento de las galaxias que contiene. Al multiplicar esta masa por el número de cúmulos de galaxias se obtiene una densidad mucho mayor, que se aproxima al límite crítico que indicaría que el Universo está cerrado.

La diferencia entre estos dos métodos sugiere la presencia de materia invisible, la llamada materia oscura, dentro de cada cúmulo pero fuera de las galaxias visibles. Hasta que se comprenda el fenómeno de la masa oculta, este método de determinar el destino del Universo será poco convincente.

Muchos de los trabajos habituales en cosmología teórica se centran en desarrollar una mejor comprensión de los procesos que deben haber dado lugar al Big Bang. La teoría inflacionaria, formulada en la década de 1980, resuelve dificultades importantes en el planteamiento original de Gamow al incorporar avances recientes en la física de las partículas elementales. Estas teorías también han conducido a especulaciones tan osadas como la posibilidad de una infinidad de universos producidos de acuerdo con el modelo inflacionario.

Sin embargo, la mayoría de los cosmólogos se preocupa más de localizar el paradero de la materia oscura, mientras que una minoría, encabezada por el sueco Hannes Alfvén, premio Nobel de Física, mantienen la idea de que no sólo la gravedad sino también los fenómenos del plasma, tienen la clave para comprender la estructura y la evolución del Universo.
AQUI TENEIS DOS VIDEOS DE LA EXPLICACIÓN DEL BIG BANG

LA FORMULA 1: F1


La Fórmula 1, a menudo abreviada como F1 y también denominada la «categoría reina del automovilismo» o «la máxima categoría del automovilismo», es la competición automovilística internacional más popular.

A cada carrera se le denomina Gran Premio y la competición que las agrupa se denomina Campeonato Mundial de Fórmula 1. La entidad que la dirige es la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). La mayoría de los circuitos de carreras donde se celebran los Grandes Premios son circuitos permanentes, aunque también se utilizan circuitos urbanos. Los automóviles utilizados son monoplazas con la última tecnología disponible; algunas de estas mejoras fueron desarrolladas en la Fórmula 1 y terminaron siendo utilizadas en automóviles comerciales, como el freno de disco o el turbocompresor El inicio de la Fórmula 1 moderna se remonta al año 1950, en el que ya participaron equipos legendarios como Ferrari, Alfa Romeo y Maserati. Algunos equipos han sido apartados por otros nuevos que han conseguido grandes éxitos, como McLaren, Williams, Lotus o Renault, que se han alzado varias veces con el Campeonato Mundial de Constructores.

Creación de la Fórmula 1

En 1946, inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, sólo hubo cuatro carreras con rango de Grand Prix. Las reglas para el Campeonato Mundial de Grand Prix ya habían sido establecidas antes de la Segunda Guerra Mundial, pero llevó varios años más de espera su concreción, hasta que en 1947 la antigua AIACR se reorganizó, pasándose a llamar la Federación Internacional de Automovilismo, conocida por la sigla “FIA”. Con sede central en París, al final de la temporada de 1949 anunció que para 1950 unirían varios Grandes Premios nacionales para crear la Fórmula 1 con un Campeonato Mundial para pilotos, aunque por motivos económicos, en los años de 1952 y 1953 todavía se compitió con coches de Fórmula 2. Se estableció un sistema de puntuación y reconocieron un total de siete carreras como aptas para el Campeonato del Mundo. La primera carrera del Campeonato Mundial se llevó a cabo el 13 de mayo en el circuito de Silverstone, en el Reino Unido.

En 1950, como respuesta al Campeonato del mundo de motociclismo iniciado en 1949, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) organizó el primer Campeonato Mundial de Pilotos oficial. La organización del campeonato, que incorporaba los cinco Grandes Premios más importantes de Europa, fue una mera formalización de lo que ya se corría en años previos.

LOS SIMPSONS


Los Simpson (en inglés, The Simpsons) es una serie estadounidense de comedia, en formato de animación, creada por Matt Groening para Fox Broadcasting Company y emitida en varios países del mundo. La serie es una sátira de la sociedad estadounidense que narra la vida y el día a día de una familia de clase media de ese país (cuyos miembros son Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie Simpson) que vive en un pueblo ficticio llamado Springfield.

La familia fue concebida por Groening y poco después se estrenó como una serie de cortos de animación producidos por James L. Brooks. Groening creó una familia disfuncional y nombró a sus personajes en honor a los miembros de su propia familia, sustituyendo su propio nombre por Bart. Los cortos pasaron a formar parte de El show de Tracey Ullman el 19 de abril de 1987, pero después de tres temporadas se decidió convertirlos en una serie de episodios de media hora en horario de máxima audiencia. Constituyó un éxito de la cadena Fox y fue la primera serie de este canal en llegar a estar entre los 30 programas más vistos en la temporada 1992-1993 en Estados Unidos.
Los Simpson (en inglés, The Simpsons) es una serie estadounidense de comedia, en formato de animación, creada por Matt Groening para Fox Broadcasting Company y emitida en varios países del mundo. La serie es una sátira de la sociedad estadounidense que narra la vida y el día a día de una familia de clase media de ese país (cuyos miembros son Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie Simpson) que vive en un pueblo ficticio llamado Springfield.[1]

La familia fue concebida por Groening y poco después se estrenó como una serie de cortos de animación producidos por James L. Brooks.[2] Groening creó una familia disfuncional y nombró a sus personajes en honor a los miembros de su propia familia, sustituyendo su propio nombre por Bart.[2] [3] Los cortos pasaron a formar parte de El show de Tracey Ullman el 19 de abril de 1987,[4] pero después de tres temporadas se decidió convertirlos en una serie de episodios de media hora en horario de máxima audiencia. Constituyó un éxito de la cadena Fox y fue la primera serie de este canal en llegar a estar entre los 30 programas más vistos en la temporada 1992-1993 en Estados Unidos.[5]

Desde su debut el 17 de diciembre de 1989 se han emitido 486 episodios hasta el 22 de mayo del 2011 con 22 temporadas, tras el estreno de esta vigesimosegunda temporada el 26 de septiembre de 2010.[6] En el final de la decimoctava temporada, el 20 de mayo de 2007, se emitió en Estados Unidos el episodio 400: You Kent Always Say What You Want. En la mayoría del mundo los días 26 y 27 de julio de 2007 se estrenó Los Simpson: la película, la cual recaudó cerca de 526 millones de dólares en todo el mundo.[7]

Los Simpson ha ganado numerosos premios desde su estreno como serie, incluyendo 25 premios Emmy, 24 premios Annie y un premio Peabody. La revista Time del 31 de diciembre de 1999 la calificó como la mejor serie del siglo XX,[8] y el 14 de enero de 2000 recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Los Simpson es una de las series estadounidenses de dibujos animados de mayor duración[9] y el programa estadounidense de animación más largo.[10] El gruñido de fastidio de Homer «D’oh!» ha sido incluido en el diccionario Oxford English Dictionary, mientras que la serie ha influido en muchas comedias de situación animadas para adultos.[11]
El creador de Los Simpson, Matt Groening.James L. Brooks había hablado con Matt Groening sobre la creación de una serie de cortometrajes de animación, que Groening iba a basar en su cómic Life in Hell. Al darse cuenta de que convertir Life in Hell en una animación supondría la rescisión de los derechos de publicación de la obra de su vida, escogió otro enfoque y creó su particular modelo de familia disfuncional,[12] [2] cuyos personajes eran homónimos respecto a los miembros de su propia familia excepto en su propio caso, en que sustituyó Matt por Bart. Groening ideó a la familia Simpson en el vestíbulo de la oficina de Brooks.[3]

La familia Simpson apareció por primera vez en los cortos de The Tracey Ullman Show el 19 de abril de 1987.[4] Groening sólo presentó unos bocetos básicos a los animadores y asumió que los corregirían en producción. Sin embargo, los animadores se limitaron a seguir su esquema, dando lugar a la cruda apariencia de los personajes de los cortos iniciales.[3]

En 1989 un equipo de productoras adaptó Los Simpson al formato de serie de media hora para Fox Broadcasting Company. El equipo incluía lo que es la actual compañía de animación Klasky Csupo. Jim Brooks negoció una cláusula con Fox que impedía a esta última interferir en el contenido de la serie.[13] Groening dijo que su intención al crear la serie era ofrecer una alternativa a lo que llamaba la «basura establecida» que estaban viendo.[14] La serie de media hora se estrenó el 17 de diciembre de 1989 con Simpsons Roasting on an Open Fire, un especial de Navidad.[15] Some Enchanted Evening fue el primer episodio en producirse pero no se emitió hasta mayo de 1990 por problemas con la animación.[16]

Los Simpson fue la primera serie de Fox en colocarse en el ranking de las 30 series más vistas.[17] Este éxito hizo que Fox programara Los Simpson en el mismo horario que La hora de Bill Cosby para hacerle competencia, un cambio que dañó los datos de audiencia de Los Simpson.[18] En 1992, Tracey Ullman demandó a la cadena, argumentando que su show había sido la fuente del éxito de Los Simpson y exigiendo a Fox un porcentaje sobre los beneficios de la serie, petición que fue denegada por los jueces.[19]

ProducciónProductores ejecutivosLista de productores a lo largo de la emisión de la serie:

Temporadas 1–2: Matt Groening, James L. Brooks y Sam Simon
Temporadas 3–4: Al Jean y Mike Reiss
Temporadas 5–6: David Mirkin
Temporadas 7–8: Bill Oakley y Josh Weinstein
Temporadas 9–12: Mike Scully
Temporadas 13–presente: Al Jean
Matt Groening y James L. Brooks han sido los productores ejecutivos de la serie durante toda su historia y también han servido como consultores creativos; a ellos se les debe gran parte de la trama de los capítulos. Sam Simon, que trabajó como supervisor creativo durante las primeras cuatro temporadas, continúa recibiendo beneficios como productor ejecutivo, pese a no trabajar en la serie desde 1993.[20] Existe un puesto con mayor implicación, el de showrunner, que cumple las funciones de jefe de guionistas y de dirección de la producción de la serie durante una temporada completa.[21]

Al Jean (izquierda) es el actual productor ejecutivo de la serie y David Mirkin (derecha) es un productor ejecutivo anterior y miembro del equipo de guionistas desde 1994.GuionVéase también: Guionistas de Los Simpson

El equipo de guionistas de Los Simpson consta de 16 escritores que proponen ideas a principios de diciembre.[22] Luego hay sesiones de reescritura durante las que se cambian, añaden o eliminan líneas y se llama a los actores de voz para que relean el guion.[23] El líder de estas sesiones es George Meyer, que lleva desarrollando la serie desde su primera temporada. Según uno de los guionistas más veteranos, Jon Vitti, Meyer suele inventar las mejores líneas en cada episodio, aún cuando otros escritores puedan recibir el crédito de las mismas.[23] Cada episodio tarda seis meses en producirse, así que la serie rara vez trata de temas de actualidad.[24] De todas formas, es posible que haya referencias a eventos planificados como los Juegos Olímpicos o la Superbowl.

Parte del equipo de guionistas de Los Simpson en 1992. Fila trasera, de izquierda a derecha: Mike Mendel, Colin ABV Lewis (parcialmente), Jeff Goldstein, Al Jean (parcialmente), Conan O’Brien, Bill Oakley, Josh Weinstein, Mike Reiss, Ken Tsumara, George Meyer, John Swartzwelder, Jon Vitti (parcialmente), CJ Gibson y David M. Stern. Fila delantera, de izquierda a derecha: Dee Capelli, Lona Williams y desconocida.Acreditado en más de 60 episodios, John Swartzwelder es el guionista más prolífico del equipo.[25] Uno de los antiguos guionistas más conocidos es Conan O’Brien, que contribuyó en varios episodios a principios de los 90 hasta que fue a sustituir a David Letterman como anfitrión del talk show Late Night.[26]

El cómico inglés Ricky Gervais escribió el episodio Homer Simpson, This Is Your Wife, convirtiéndose en el primer famoso en escribir y aparecer representado al mismo tiempo en un episodio.[27] Seth Rogen y Evan Goldberg, guionistas de la película Superbad, escribirán un episodio y Rogen dará voz a uno de los personajes en el mismo.[28] [29]

A finales de 2007, los guionistas de Los Simpson se unieron a la huelga que inició el sindicato Writers Guild of America, East. Los guionistas forman parte del sindicato desde 1998.[30]

Actores de vozVéase también: Anexo:Emisión internacional de Los Simpson

Hank Azaria ha sido miembro del reparto principal de actores de voz de Los Simpson desde la segunda temporada.[31]Salvo una excepción, los créditos de los episodios sólo muestran la lista de los actores de voz y no los personajes a los que interpreta cada uno. Tanto Fox como el equipo de la serie querían mantener las identidades en secreto durante las primeras temporadas, por lo que las grabaciones se hacían a puerta cerrada y se rechazaba la realización de fotos del equipo de grabación.[32] De todas formas, la cadena finalmente reveló qué papel interpretaba cada uno en el episodio Old Money, después de que los productores dijesen que los actores debían recibir un reconocimiento por su trabajo.[33] En 2003, el equipo apareció en un episodio del programa Inside the Actors Studio, interpretando en directo las voces de sus personajes.

Los Simpson tiene seis actores principales. Dan Castellaneta interpreta a Homer Simpson, Abraham Simpson, Krusty el payaso y otros hombres adultos.[34] Julie Kavner realiza las voces de Marge Simpson y Patty y Selma, además de otros personajes menores.[34] Nancy Cartwright da vida a la voz de Bart Simpson y otros niños.[34] Yeardley Smith, voz de Lisa Simpson, es el único miembro de la plantilla que normalmente da voz sólo a un personaje, aunque ocasionalmente representa otros personajes episódicos.[34] Hay otros dos actores que no hacen voces de miembros de la familia protagonista pero interpretan a la mayoría de los hombres de la ciudad. Hank Azaria interpreta a personajes como Moe Szyslak, Jefe Wiggum y Apu Nahasapeemapetilon. Harry Shearer presta su voz a Montgomery Burns, Waylon Smithers, Seymour Skinner, Ned Flanders y Dr. Hibbert.[34] A excepción de Harry Shearer, todos los principales miembros del equipo han ganado un Emmy en la categoría Outstying Voice-Over Performance (Mejor interpretación de actor de voz).[35]

Hasta 1998, los seis actores principales cobraron 30.000 dólares por episodio. En 1998, se vieron involucrados en una disputa salarial con Fox. La empresa amenazó con reemplazarlos por nuevos actores, incluso llegando a preparar pruebas de audición de nuevas voces. El creador de la serie, Matt Groening, apoyó a los actores en sus acciones.[36] Sin embargo, la cuestión se resolvió pronto y, a partir de 1998 y hasta 2004, cobraron 125.000 dólares por episodio. Los ingresos de la serie continuaron aumentando a través de la sindicación y las ventas de DVD, y, en abril de 2004, los miembros del reparto principal detuvieron las lecturas de guion, exigiendo que se les pagara 360.000 dólares por episodio.[37] [38] La huelga se resolvió un mes más tarde[39] y sus sueldos se incrementaron hasta una cantidad de entre 250.000[40] y 360.000 dólares por episodio.[41] En 2008, la producción para la vigésima temporada se dejó en suspenso debido a las nuevas negociaciones contractuales con los actores de voz, que querían un «gran incremento» en los sueldos hasta una cantidad cercana a los 500.000 dólares por episodio.[41] La controversia se resolvió pronto y el salario de los actores se elevó a 400.000 dólares por cada episodio.[42]

Además del equipo principal, Pamela Hayden, Tress MacNeille, Marcia Wallace, Maggie Roswell y Russi Taylor hacen las voces de personajes de apoyo.[34] Desde 1999 a 2002, los personajes de Maggie Roswell son interpretados por Marcia Mitzman Gaven. Karl Wiedergott ha aparecido en papeles pequeños, pero no da voz a ningún personaje habitual.[43] Entre los miembros que frecuentemente han aparecido de «estrellas invitadas» se incluyen Albert Brooks, Phil Hartman, Jon Lovitz, Joe Mantegna y Kelsey Grammer.[44]

En la serie aparecen a menudo de forma destacada voces invitadas de un amplio espectro de profesiones, incluyendo actores, atletas, autores, grupos, cantantes, músicos y científicos. En las primeras temporadas la mayoría de estas voces aparecían interpretando a otros personajes, hasta que finalmente empezaron a aparecer como ellos mismos. Tony Bennett fue la primera estrella en interpretar a su propia persona, apareciendo su personaje brevemente en el episodio de la segunda temporada Dancin’ Homer.[45] Los Simpson ostenta el récord mundial de «Mayor número de estrellas invitadas en una serie de televisión».[46]

La serie ha sido doblada a muchos idiomas, incluyendo el español, japonés, alemán y portugués. Es además uno de los pocos programas que ha sido doblado tanto al francés como al francés del Quebec.[47] Los Simpson ha sido también emitido en árabe, pero debido a las costumbres islámicas se han cambiado numerosos aspectos de la serie. Por ejemplo, Homer bebe agua carbonatada en lugar de cerveza y come salchichas de vaca egipcias en lugar de perritos calientes. Debido a esos cambios la versión árabe de la serie fue mal recibida por los antiguos fans de Los Simpson de la zona.[48]

Doblaje en español
Sara Vivas ha dado su voz a Bart Simpson en el doblaje de España en todas las temporadas de la serie.El doblaje en español de la serie se realiza en dos versiones diferentes, una en México y otra en España. Ambas difieren en ciertos aspectos, principalmente en los nombres de algunos personajes. En la versión hispanoamericana, Homer Simpson se llama Homero, pero en España no se traduce el nombre. Otras traducciones de la versión de Hispanoamérica, pero no de la versión española, son: Barney Gumble como Barney Gómez,[49] la familia Wiggum como Gorgory,[50] la familia Lovejoy como Alegría[51] y Joe Quimby como Alcalde Diamante,[52] entre otros. Otros personajes son traducidos en ambas versiones, como Sideshow Bob, que en España es conocido como Actor secundario Bob[53] y en Hispanoamérica como Bob Patiño,[54] o Itchy and Scratchy, que son conocidos como Rasca y Pica[55] y Tommy y Daly,[56] respectivamente.

La animación de la serie no se altera y lo que está escrito en inglés aparece en ese idioma en las versiones en español. En la escena de la pizarra se puede oír a Bart leyendo la frase traducida. Después de la secuencia de apertura, puede oírse el título del episodio en la versión hispanoamericana pero no en la española. Sin embargo, en la española aparece subtitulado durante el inicio del episodio.

EspañaEl doblaje en España se ha realizado en los estudios Abaira de Madrid. El director de doblaje y ajustador era Carlos Revilla, que además daba su voz al personaje de Homer Simpson. Tras la muerte de éste el 28 de septiembre de 2000 fue sustituido por Ana María Simón en el cargo de ajustador y director de doblaje y por Carlos Ysbert en el papel de Homer. La traductora de la serie es María José Aguirre de Cárcer.

El reparto principal del doblaje en España es el siguiente:

Homer Simpson: Carlos Revilla (temporadas 1 a 11, fallecido) / Carlos Ysbert (desde temporada 12)
Marge Simpson, Patty, Selma y Jacqueline Bouvier: Amparo Soto (temporadas 1 a 4, reemplazada debido a problemas de voz con su personaje) / Begoña Hernando (temporadas 4 a 6, reemplazada por el mismo problema) / Margarita de Francia (desde temporada 6).
Lisa Simpson: Isacha Mengíbar.
Bart Simpson: Sara Vivas.
Seymour Skinner: Antonio Medina (temporada 1) / José Padilla (desde temporada 2)
Apu Nahasapeemapetilon Waylon Smithers y Prof. Frink: Javier García Sáenz
Moe Szyslak y Clancy Wiggum: Juan Perucho
Krusty el payaso: Abraham Aguilar[57]
Hispanoamérica
Humberto Vélez fue la voz de Homer Simpson en las primeras 15 temporadas de la serie del doblaje de Hispanoamérica.El doblaje mexicano se ha realizado en varios estudios. Las primeras temporadas se doblaron en Audiomaster 3000. Debido al conflicto que se suscitó en 2005 con la Asociación Nacional de Actores (ANDA) de México, se realizaron cambios en la producción. Es así como, a partir de la decimosexta temporada, los nuevos episodios se doblan en Grabaciones y Doblajes Internacionales S.A. (GDI). Ambos estudios están ubicados en México, D. F. La dirección del doblaje de las 3 primeras temporadas se llevó a cabo por Francisco Reséndez, quien fue sustituido por Humberto Vélez hasta el final de la decimoquinta temporada. Desde entonces, Marina Huerta realiza la dirección del doblaje mexicano. La versión mexicana de doblaje se emite en toda Hispanoamérica.

El conflicto entre GDI y el reparto principal de actores de voz se debió a que los actores que hacían el doblaje de la serie buscaban que la empresa firmara un contrato de exclusividad con la ANDA, gremio al que pertenecían. La empresa alegaba que en su doblaje participaban también actores independientes y que, de aceptar la exclusividad que se les solicitaba, se perderían las voces originales del programa, que era lo que se suponía que trataban de evitar ambas partes.[58] La empresa pretendía contratar a un 75 por ciento de actores de la ANDA y a un 25 por ciento de actores de doblaje independientes, pero los actores que hasta ese momento habían realizado el doblaje consideraban que eso significaba perder parte de las prestaciones que habían logrado con mucho esfuerzo.[59] Los actores y la empresa no consiguieron llegar a un acuerdo por lo que todo el elenco vocal que realizaba el doblaje de la serie hasta ese momento fue sustituido. La última temporada doblada por ellos fue la decimoquinta.[60]

El reparto principal es:

Homer Simpson: Humberto Vélez (temporadas 1 a 15), Otto Balbuena (desde la temporada 16).
Marge Simpson: Nancy McKenzie (temporadas 1 a 15), Marina Huerta (desde la temporada 16).
Bart Simpson: Marina Huerta (temporadas 1 a 9 y desde la temporada 16), Claudia Mota (temporadas 9 a 15).
Lisa Simpson: Patricia Acevedo (temporadas 1 a 15), Alexia Solís (desde la temporada 16).
Créditos Técnicos

Estudio de Doblaje: Audiomaster 3000 (Primera Temporada hasta Decimoquinta Temporada), Grabaciones y Doblajes Internacionales S.A. (Desde la decimosexta temporada), México D.F.
Director: Francisco Reséndez (primeras 3 temporadas), Patricia Acevedo (temporadas 4-8), Humberto Vélez (temporadas 8-15), Marina Huerta (temporadas 16-18), Gerardo García (temporada 19-presente).
Doblaje en español producido por 20th Century Fox.
AnimaciónEstudios internacionales de televisión involucrados:

AKOM
Produjo en exclusiva las dos primeras temporadas de la serie.
Ha producido episodios a lo largo de la serie.
Anivision
Produjo la animación de episodios de las temporadas 3–10.
Rough Draft Studios
Produjo la animación de episodios desde la cuarta temporada hasta la actualidad.
U.S. Animation, Inc.
Produjo Radioactive Man junto a Anivision.
Produjo The Simpsons 138th Episode Spectacular
Toonzone Entertainment
Produjo The Fat and the Furriest y She Used to Be My Girl.
La serie ha sido animada por varios estudios tanto estadounidenses como internacionales. Durante la emisión de los cortos de The Tracey Ullman Show, la animación se producía en Klasky Csupo, en los Estados Unidos.[61] Al comienzo de la serie, con el consiguiente aumento de la carga de trabajo, Fox subcontrató la producción con varios estudios internacionales localizados en Corea del Sur.[61] Los artistas del estudio de Estados Unidos, Film Roman, dibujan los storyboards y diseñan nuevos personajes, escenarios y apoyos que se convierten en los llamados animatics, que se proyectan a los guionistas de Gracie Films para cualquier cambio que haya de realizarse antes de que el trabajo sea enviado a Corea del Sur. En los estudios coreanos dibujan los conocidos como inbetweens, aplican la técnica digital ink and paint y empiezan a grabar la animación antes de que se envíe de vuelta a los estudios de Fox en Estados Unidos tres o cuatro meses más tarde.[62]

Durante las tres primeras temporadas, Klasky Csupo se encargó de la animación de Los Simpson en Estados Unidos. En 1992, la compañía productora de la serie, Gracie Films, asignó la parte de dicho trabajo realizada en Estados Unidos a Film Roman,[63] que continuó con esa labor hasta 2007.

En la decimocuarta temporada, se cambió del uso de la técnica conocida en inglés como cel animation a la denominada digital ink and paint.[64] El primer episodio con coloración digital fue Radioactive Man, en 1995. Los animadores emplearon digital ink and paint durante la producción del episodio Tennis the Menace, pero Gracie Films retrasó el uso de dicha técnica hasta dos temporadas más adelante.[65]

Personajes
Homer, uno de los personajes principales, pintado semidesnudo en el Cerne Abbas (Inglaterra) por parte de la 20th Century Fox.Artículo principal: Personajes de Los Simpson
Véanse también: Personajes recurrentes en Los Simpson y Personajes menores en Los Simpson
Los Simpson son una familia típica estadounidense que vive en Springfield, una ciudad ficticia de la «América media».[1] Homer, el padre, trabaja como inspector de seguridad en la planta de energía nuclear de Springfield en el sector 7G, posición que contrasta con su personalidad descuidada y bufonesca. Está casado con Marge, una estereotípica ama de casa y madre con la cual tiene tres hijos: Bart, un problemático chico de 10 años, Lisa, una precoz activista de 8 años, y Maggie, un bebé que no habla pero se comunica succionando un chupete. La familia posee un perro, Santa’s Little Helper, y un gato, Snowball II. Ambas mascotas han protagonizado algún episodio. A pesar del paso de los años, Los Simpson no envejecen y siguen manteniendo el mismo aspecto que tenían a finales de los 80.

La serie incluye además un nutrido grupo de personajes secundarios: compañeros de trabajo, profesores, otros familiares, amigos de la familia, gente de la ciudad y estrellas locales. Según Matt Groening, la serie tomó la idea de incluir un gran reparto de la telecomedia canadiense Second City Television.[18]

EscenarioArtículo principal: Springfield (Los Simpson)
Los Simpson tiene lugar en la ficticia ciudad estadounidense de Springfield, sin coordenadas geográficas o localizaciones concretas que permitan conocer en qué estado de Estados Unidos se encuentra. A pesar de esto, los fans de la serie han tratado de identificar la localización de la ciudad prestando atención al paisaje, vecindario, marcas geográficas y otras pistas. Como respuesta, la serie se muestra intencionalmente evasiva a facilitar la localización.[66] El nombre «Springfield» es tan común en Estados Unidos que aparece en la mitad de los estados.[67] La geografía de Springfield y alrededores contiene costas, desiertos, zonas agrícolas extensas, altas montañas y cualquier elemento necesario para el desarrollo del argumento o de los chistes.[68] De todas formas, Groening ha dicho que Springfield tiene mucho en común con Portland, Oregón, la ciudad donde creció.[69]

La familia Simpson vive en el 742 de Evergreen Terrace (en Hispanoamérica: Avenida Siempreviva 742), Springfield, en honor a la calle donde vivía Matt Groening cuando era niño.[70] Se dan varios números alternativos de la casa Simpson en varios episodios, entre ellos: 59 (Mr. Lisa Goes to Washington), 94 (Blood Feud y Bart, el amante), 723 (Homer the Vigilante), 743 (Beyond Blunderdome) y 1094 (New Kid on the Block), además de Spalding Way 430 (Kamp Krusty). El hecho se usa repetidamente para evitar ubicar específicamente a Springfield sobre un mapa de los Estados Unidos. Se ha sugerido que la dirección usada en Kamp Krusty apunta al actor y comediante Spalding Gray.[71] [72]

Existe una réplica de la casa en Henderson, Nevada que fue sorteada en 1997 por Fox y Pepsi. Tiene más de 200 m2. Fue puesta a la venta en 2011 por 120.000 dólares.[73]

TemasArtículo principal: Temática de Los Simpson
La ciudad de Springfield actúa como un universo completo que permite a los personajes enfrentarse a los problemas de la sociedad moderna. El tener a Homer trabajando en una central nuclear permite comentar el estado del medio ambiente.[74] Seguir los años de Bart y Lisa por la Escuela Primaria de Springfield permite a los guionistas de la serie ilustrar asuntos controvertidos sobre el tema de la educación. La ciudad posee además un amplio número emisoras de televisión que permite a los realizadores hacer chistes sobre sí mismos y el mundo del entretenimiento.[75]

Algunos comentaristas han notado que la serie es política en su naturaleza y susceptible de un sesgo de izquierdas.[76] Al Jean admitió en una entrevista que «Nosotros [la serie] somos de inclinación liberal».[77] Los guionistas a menudo evidencian su inclinación por ideas progresistas, aunque hacen chistes con todo el espectro político.[78] La serie a menudo presenta gobiernos y grandes empresas como entidades insensibles dispuestas a aprovecharse del trabajador medio.[77] Por tanto, los guionistas frecuentemente presentan a las figuras de la autoridad con una luz oscura y desfavorable. En Los Simpson, los políticos son corruptos, los ministros eclesiásticos como Reverend Lovejoy se muestran indiferentes hacia los feligreses y los policías locales son unos incompetentes.[79]

La religión es otro de los temas principales; en tiempos de crisis la familia frecuentemente vuelve sus ojos a Dios, y la serie se ha ocupado de la mayoría de las religiones mayoritarias (como el cristianismo, judaísmo o hinduismo, entre otras).[80]

Señas de identidadSecuencia de aperturaArtículo principal: Secuencia de apertura de Los Simpson
Véanse también: Gag del sofá, Gag de la pizarra y Sintonía de Los Simpson
La secuencia de apertura de Los Simpson es una de las señas de identidad más memorables de la serie. La mayor parte de los episodios comienzan con la cámara acercándose al título de la serie y hacia la ciudad de Springfield. Luego la cámara sigue el regreso a casa de los miembros de la familia. Al llegar, la familia se sienta en el sofá a ver la televisión. Esta secuencia fue creada por David Silverman.[81] La sintonía característica de la serie fue compuesta por el músico Danny Elfman en 1989, después de que Groening le solicitara una pieza estilo retro. Esta pieza, que tardó dos días en crear, ha sido reconocida por Elfman como la más popular de su carrera.[82]

Una de las características más notables de esta secuencia es que hay varios segmentos que cambian de un episodio a otro. Bart escribe cosas diferentes en la pizarra de la escuela,[81] Lisa a veces toca un solo distinto de saxofón y hay un gag visual distinto cada vez que la familia entra al cuarto de estar.[83]

Especiales de HalloweenArtículo principal: Especiales de Halloween de Los Simpson
El episodio especial de Halloween se ha convertido en una tradición. El primer especial de Halloween, Treehouse of Horror, se emitió en la segunda temporada de Los Simpson y estableció el patrón de contar tres historias autoconclusivas por episodio de Halloween.[84] Estos segmentos normalmente presentan a la familia en algún escenario terrorífico, de ciencia ficción o sobrenatural que a menudo parodian u homenajean otras obras de esos géneros.[85] Están siempre fuera de la continuidad normal de la serie, es decir, no influyen en capítulos posteriores ni son consecuencia de los anteriores. Aunque los episodios de Halloween se supone que deben ser vistos en esa fecha, en los últimos años se emiten más tarde en Estados Unidos debido al contrato de Fox con la Serie Mundial de Grandes ligas de béisbol.[86]

ChistesLa mayoría de los personajes principales y secundarios de la serie tienen un latiguillo.[87] Entre las expresiones más notables se encuentra el gruñido de fastidio de Homer «D’oh!» («¡Ouh!» o «¡Ouch!» en español), el «excelente» del Sr. Burns o la risa de Nelson Muntz «¡Ja! ¡ja!». Algunos de los latiguillos del personaje de Bart, como «¡Ay, caramba!», aparecieron en camisetas durante los primeros años de la serie.[88] Sin embargo, los guionistas fueron suprimiendo su uso tras adquirir fama por el merchandising y han ido reduciendo su número en las últimas temporadas. Su uso humorístico fue parodiado en el episodio Bart Gets Famous, en el que Bart adquiere una inmensa popularidad tras decir en «El show de Krusty» la frase «I didn’t do it», traducido como «Yo no he sido» en España y «Yo no fui» en Hispanoamérica.[89]

La serie también inserta referentes culturales que cubren un amplio espectro de la sociedad estadounidense.[90] Dichas referencias vienen del cine, la televisión, música, literatura, ciencia y hechos históricos.[90] Los animadores aprovechan cualquier ocasión para introducir chistes ocultos en forma de textos incoherentes en lugares insospechados como carteles o periódicos.[91] El público a menudo no percibe todos los chistes visuales en un primer visionado.[91] Kristin Thompson argumenta que Los Simpson contiene «una batería de referencias culturales, una caracterización intencionadamente inconsistente y una considerable auto-reflexión acerca de las convenciones televisivas y el estatus del programa».[92]

InfluenciaInfluencias en el lenguajeVéase también: D’oh!-¡Ouh!

James L. Brooks, productor ejecutivo y guionista de la serie.Los Simpson ha originado un buen número de neologismos en el lenguaje popular estadounidense.[93] Mark Liberman, director del Linguistic Data Consortium, afirma: «Los Simpson ha sustituido aparentemente a Shakespeare y La Biblia como nuestra principal fuente de cultura del idioma, expresiones y diversas alusiones textuales».[94] La famosa expresión «D’oh!» de Homer se ha extendido tanto en el mundo anglosajón que ha llegado a aparecer en el diccionario Oxford English Dictionary, aunque sin el apóstrofo.[95] La expresión ha sido usada incluso en producciones fuera de Estados Unidos, como fue el caso de un episodio de 2008 de la serie de televisión del Reino Unido Doctor Who.[96]

Existen otras expresiones aparecidas en Los Simpson que se han incorporado al lenguaje popular estadounidense, como el «excelente» de Montgomery Burns, el grito triunfal «¡Yuhuu!»[97] de Homer o la risa burlona «¡Ja! ¡Ja!»[98] de Nelson Muntz. La frase de Willie en el episodio ‘Round Springfield «cheese-eating surrender monkeys»[99] fue usada en 2003 por el columnista Jonah Goldberg, de la revista conservadora National Review, después de la negativa de Francia a apoyar la resolución de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para iniciar la guerra de Iraq, y se extendió rápidamente entre otros periodistas.[100]

La palabra «cromulent»,[101] inventada por los guionistas de la serie en el episodio Lisa the Iconoclast, ha sido incluida en el diccionario de inglés Webster’s New Millennium Dictionary.[102] La palabra «kwyjibo», creada por Bart en el episodio Bart the Genius cuando jugaba al Scrabble, fue uno de los sobrenombres del virus informático Melissa.[103] La frase «Yo, por mi parte, saludo ya a nuestros nuevos amos»,[104] utilizada por Kent Brockman en Deep Space Homer, ha sido utilizada en la cultura popular estadounidense para describir numerosos eventos. Se han usado variaciones de la pronunciación de Brockman para fingir sumisión, normalmente en tono humorístico.[105] También ha sido utilizada por diferentes medios de comunicación, como la revista New Scientist.[106] El término de rechazo «Meh», que utilizan Bart y Lisa en el episodio Hungry, Hungry Homer, también ha llegado a ser popular.[107]

Influencia en la televisiónLos Simpson fue la primera serie de animación en emitirse con éxito en prime time desde Wait till Your Father Gets Home en los años 70.[108] Durante la mayor parte de los 80, los expertos consideraban que estas series sólo eran apropiadas para niños y que la animación de una serie era demasiado cara como para alcanzar la calidad esperada en un programa perteneciente a la franja horaria de máxima audiencia. Los Simpson cambió esta idea.[61] El uso de estudios de animación coreanos para hacer los in-betweening, colorear y filmar redujo los costes. Y, a su vez, el éxito de Los Simpson y la reducción de sus gastos de producción animaron a las cadenas de televisión a producir otras series de animación.[61] Esto llevó a un boom de series de este tipo en prime time en los años 90 como South Park, Padre de familia, King of the Hill, Futurama (del mismo creador que Los Simpson), y El Crítico.[61] South Park rindió homenaje a Los Simpson con el episodio Simpsons Already Did It.[109]

Los Simpson también ha influido en series no animadas, como Malcolm in the Middle, estrenada el 9 de enero de 2000 en la franja horaria posterior a Los Simpson.[11] [110] Malcolm in the Middle también utiliza chistes ocultos y, a diferencia de la mayoría de las comedias de situación, no usa risas enlatadas. Ricky Gervais considera a Los Simpson una influencia principal en su telecomedia británica The Office, también carente de risas enlatadas.[111]

Recepción y logrosÉxito inicialLos Simpson fue la primera serie de televisión de la cadena Fox en situarse en la lista de las 30 series mejor valoradas.[112] El personaje de Bart Simpson fue el protagonista en la mayoría de los episodios de las tres primeras temporadas, mientras que en las temporadas posteriores la atención se centró en el personaje de Homer. En 1990, Bart se convirtió rápidamente en uno de los personajes de televisión más populares y surgió la denominada «Bartmanía».[113] [114] [115] [116] También fue el personaje de la serie más utilizado en los productos sobre la serie, como las camisetas. A comienzos de la década de los 90, se pusieron a la venta millones de camisetas con su imagen;[117] se vendieron no menos de un millón de ellas en unos días.[118] Varias escuelas públicas de Estados Unidos prohibieron el uso de dichas camisetas porque consideraban a Bart un mal modelo, con frases como «I’m Bart Simpson. Who the hell are you?» («Soy Bart Simpson. ¿Quién demonios eres tú?») y «Underachiever (‘And proud of it, man!)» («Con malas notas (Y orgulloso de ello, ¡hombre!)»).[119] [120] [121] Los productos de Los Simpson se vendieron bien y generaron 2 mil millones de dólares de beneficios durante los primeros 14 meses de ventas.[119] Debido a su popularidad, Bart fue a menudo el miembro más promocionado de la familia Simpson en los anuncios de la serie, incluso para episodios en los que no era parte protagonista del argumento.[122]

Debido al éxito de la serie, en el verano de 1990 la cadena Fox decidió cambiar el horario de emisión de Los Simpson para trasladarlo a las 8 de la tarde EST en la noche de los domingos y con el mismo horario en la noche de los jueves, donde competía con The Cosby Show en NBC, la serie de más audiencia en aquella época.[123] [124] A lo largo del verano, se publicaron varias noticias acerca de la supuesta rivalidad «Bill vs. Bart».[118] [123] El episodio de la segunda temporada Bart Gets An F (de 1990) fue el primer episodio emitido en el mismo horario que The Cosby Show y tuvo una baja cuota de pantalla, por detrás de The Cosby Show, que tuvo una cuota de 18,5. La cuota se basa en el número de televisiones por hogar que tenían sintonizada la serie, pero Nielsen Media Research estimó que 33,6 millones de espectadores vieron el episodio, convirtiéndolo en la serie más vista por número de espectadores reales esa semana. En aquella época, fue el episodio más visto en la historia de Fox,[125] y es todavía uno de los episodios con una cuota más alta en la historia de la serie.[126]

Los Simpson ha sido elogiada por muchos críticos, siendo descrita como «la serie más irreverente y sin arrepentimiento en emisión».[127] En una crítica de 1990 sobre la serie, Ken Tucker, de la revista Entertainment Weekly, declaró: «[Son] la familia estadounidense más complicada, realizada como simples dibujos animados. Esta genial paradoja hizo que millones de personas abandonaran los tres principales programas de los domingos por la noche para concentrarse en Los Simpson».[128] Tucker también describiría la serie como «un fenómeno cultural, un dibujo animado en prime time que resulta atractivo para toda la familia».[129]

Premios y nominacionesArtículo principal: Premios y nominaciones de Los Simpson

Los Simpson obtuvo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.Los Simpson ha ganado gran cantidad de premios desde su estreno como serie, incluyendo 25 premios Emmy,[46] 24 premios Annies[130] y un premio Peabody, siendo la primera serie de animación en obtener este último.[131] En el número de la revista Time dedicado a los logros en el arte y el entretenimiento, Los Simpson aparecía como la «Mejor serie de televisión del siglo XX».[8] En ese mismo número Time incluyó a Bart Simpson en su «Lista de las personas más influyentes del siglo XX».[132] Bart fue el único personaje ficticio en aparecer en la lista. El 14 de enero de 2000, Los Simpson obtuvo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.[133] También en 2000, el crítico de televisión de Entertainment Weekly Ken Tucker calificó a Los Simpson como la «Mejor serie de televisión de los años 90». Además, los espectadores de la cadena británica Channel 4 llevaron a Los Simpson a lo más alto de dos encuestas: «100 Greatest Kids’ TV shows» (los 100 mejores programas infantiles) en 2001[134] y «100 Greatest Cartoons» (los mejores dibujos animados) en 2005,[135] además de situar a Homer Simpson en primer lugar en la lista de 2001 de los «100 mejores personajes de televisión»[136] y en el noveno puesto en la lista de Entertaintment Weekly de los «50 mejores iconos de televisión».[137] En 2002, consiguió el octavo puesto en «TV Guide’s 50 Greatest TV Shows of All Time»[138] (lista de las 50 mejores series de todos los tiempos), así como, en 2007, fue incluida en la lista de los «100 mejores programas de todos los tiempos».[139] En 2008, la serie obtuvo la primera posición en la lista de Entertainment Weekly «Top 100 Shows of the Past 25 Years» (100 mejores series de los últimos 25 años)[140] [141] y Empire denominó a la serie la más grande de todos los tiempos.[142] El capítulo Crook and Ladder ha obtenido el premio de «Mejor episodio de comedia» por combatir el consumo de tabaco, drogas y bebidas alcohólicas.

Logros de mayor permanenciaEl 9 de febrero de 1997, Los Simpson sobrepasó a Los Picapiedra como la serie de animación estadounidense de mayor permanencia en prime time con el episodio The Itchy & Scratchy & Poochie Show. En 2004, Los Simpson reemplazó a The Adventures of Ozzie and Harriet (1952 – 1966) como la comedia de situación (animada o no) de mayor permanencia en Estados Unidos.[9] En octubre de 2004, Scooby-Doo sobrepasó brevemente a Los Simpson como la serie estadounidense con mayor número de episodios.[143] Sin embargo, la cancelación de la serie tras 371 episodios hizo que Los Simpson pudiera recobrar el título con 378 episodios al final de la decimoséptima temporada.[10] En mayo de 2007, la serie alcanzó el episodio 400 al final de la decimoctava temporada. No obstante, aunque ostenta el récord de mayor número de episodios de una serie de animación estadounidense, fuera de dicho país existen series que le superan en ese aspecto.[144] Es, también, la sexta serie animada con más capítulos de la historia. Superando en número a Los Simpson, están animaciones como Sazae-san (1820 episodios, ya finalizada).[144]

El año 2007 marcó el vigésimo aniversario de la franquicia Simpson. Tras veinte años (en 2008–2009), la serie ha igualado a Gunsmoke como serie televisiva estadounidense más longeva (duró 20 temporadas). Sin embargo, Gunsmoke alcanzó los 635 episodios, algo que Los Simpson sólo conseguiría si llegara a las 29 temporadas en las condiciones de programación actuales.[9]

En 2009, la serie sobrepasó el récord de 435 episodios de The Adventures of Ozzie and Harriet y es reconocida por el Libro Guinness de récords mundiales como la sitcom de mayor duración del mundo.[145]

Críticas y controversiaLa naturaleza rebelde de Bart, que frecuentemente no es castigado por su mal comportamiento, propició que algunos padres y conservadores a presentarlo como un mal modelo a seguir para los niños.[146] [147] En las escuelas, los profesores afirmaban que Bart era una «amenaza para el aprendizaje» debido a su actitud de «orgullo por sus malas calificaciones» y su actitud negativa respecto a su educación.[148] Otros lo describieron como «egoísta, agresivo y miserable».[149] En una entrevista de 1991, Bill Cosby describió a Bart como un mal ejemplo a seguir para los niños y lo calificó como «enfadado, confuso, frustrado». En respuesta, Matt Groening dijo «lo que resume a Bart bastante bien. La mayoría de la gente se esfuerza por ser normal pero él piensa que ser normal es aburrido y hace cosas que otros desearían hacer».[150] El 27 de enero de 1992, el entonces presidente de los Estados Unidos George H. W. Bush dijo «Vamos a seguir tratando de reforzar la familia americana, para hacer a las familias americanas más parecidas a los Walton y menos como los Simpson».[119] Los guionistas rápidamente contestaron con una réplica irónica en forma de un segmento corto que emitieron tres días después antes de una nueva emisión de Stark Raving Dad en el que Bart respondía: «Hey, nosotros somos exactamente como los Walton. También rezamos por un final de la Depresión».[151] [152]

Varios episodios de la serie han generado controversia. La familia Simpson visitó Australia en el episodio de la sexta temporada Bart contra Australia (1995) y Brasil en el episodio de la decimotercera La culpa es de Lisa (2002) y ambos generaron controversia y reacciones negativas en los países visitados.[153] En el último caso, se mostraba a Río de Janeiro como una ciudad con calles llenas de crimen, secuestros, barrios bajos e infectadas de monos y ratas. El consejo turístico de la ciudad llegó a amenazar a Fox con emprender acciones legales.[154] Matt Groening enfureció y emitió una fuerte crítica por el episodio de la sexta temporada A Star is Burns (1995) que realizó un crossover con El Crítico. Creía que esto no era más que publicidad para dicha serie y que la gente la asociaría incorrectamente Los Simpson con ella. Cuando sus esfuerzos por evitar que se realizara el episodio fracasaron, pidió que su nombre fuera borrado de los créditos finales e hizo públicas sus preocupaciones, criticando abiertamente a James L. Brooks y afirmando que el episodio «viola el universo de Los Simpson». En respuesta, Brooks afirmó «estoy furioso con Matt, […] su opinión está permitida pero airearla públicamente en la prensa es ir demasiado lejos. […] su comportamiento actual es pésimo».[155] [156] El episodio de la novena temporada The Principal and the Pauper (1997) es uno de los más controvertidos de la serie. Muchos seguidores y críticos reaccionaron negativamente a la revelación de que el director Seymour Skinner, un personaje recurrente desde la primera temporada, era un impostor. El episodio ha sido criticado por Matt Groening y por Harry Shearer, quien da voz al personaje. En una entrevista de 2001, Shearer recordó que después de la lectura del guion les dijo a los guionistas «Esto está muy mal. Están tomando algo que una audiencia ha construido durante ocho o nueve años de inversión y arrojándolo a la basura sin una buena razón, con una historia que hemos hecho previamente para otros personajes. Es muy arbitrario, gratuito e irrespetuoso para el público».[157]

Críticas al declive en la calidad
Mike Scully, que fue showrunner desde la novena temporada a la duodécima, fue el objetivo de las críticas por el declive de la calidad de la serie.[158]Durante muchos años, la crítica alabó la serie Los Simpson por su ingenio, realismo e inteligencia.[14] [159] Sin embargo, a mediados de los 90, el tono y énfasis de la serie comenzó a cambiar. Algunos críticos empezaron a declarar que la serie estaba «desgastada».[160] A partir de 2000, algunos de los fans más veteranos empezaron a expresar su desilusión con la serie señalando lo que ellos percibían como un exceso de situaciones estrafalarias en los argumentos, anteriormente basados en las características de los personajes.[161] [162] El escritor Douglas Coupland describió las críticas a la disminución de la calidad en la serie como «sandeces», afirmando «Los Simpson no ha dejado pasar una oportunidad en catorce años, con muy poca probabilidad lo hará ahora».[163] Mike Scully, que fue showrunner desde la novena temporada a la duodécima, ha sido el objetivo de las críticas.[158] [164] Chris Suellentrop, de la revista Slate, escribió: «Con la permanencia de Scully, Los Simpson se convirtieron, pues, en dibujos animados. […] Los episodios que antes se habrían terminado con Homer y Marge montando en bicicleta hacia la puesta del sol ahora se terminan con Homer disparando un dardo tranquilizante al cuello de Marge. La serie todavía es graciosa, pero ha dejado de ser conmovedora desde hace años».[158]

En 2003, para celebrar el episodio número 300 de la serie, Barting Over, el periódico USA Today publicó un par de artículos relacionados con Los Simpson: una lista de los 10 mejores episodios seleccionados por el webmaster del fansite The Simpsons Archive,[165] y una lista de los 15 mejores episodios de Los Simpson según los propios guionistas.[166] El episodio más reciente de la lista de los seguidores fue uno de 1997, Homer’s Phobia; la elección más reciente de los guionistas fue un episodio de 2000, Behind the Laughter. En 2004, Harry Shearer criticó lo que él percibe como un descenso en la calidad: «Creo que las tres últimas temporadas están entre lo peor, por lo que la cuarta temporada me parece bastante buena ahora».[167]

A pesar de estas críticas, Los Simpson ha logrado mantener una buena audiencia y atraer nuevos seguidores, si bien la primera temporada fue vista por una media de 13,4 millones de espectadores por episodio en Estados Unidos,[17] mientras que la decimoséptima temporada finalizó con una media de 9,2 millones de espectadores[168] y la decimonovena temporada con una media de 7,7 millones.[169] En una entrevista concedida en 2006, Matt Groening afirmó: «Sinceramente, yo no veo ningún fin a la vista. Creo que es posible que la serie llegue a ser económicamente demasiado incómoda…, pero por ahora la serie es creativamente, creo, tan buena o mejor que siempre. La animación es increíblemente detallista e imaginativa y las historias cuentan cosas que nunca antes habían ocurrido. Así que creativamente no hay razón de marcharse».[170]

CensuraLa serie ha recibido algunos actos e intentos de censura de determinados gobiernos y particulares.

En 2008, el canal Televen de Venezuela retiró de la programación la serie, que se emitía a las 11 de la mañana, y fue sustituida por Baywatch,[171] tras un requerimiento de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, ya que consideraba que Los Simpson era una «mala influencia» para los niños. Elda Rodríguez, directora del organismo, emitió un comunicado en el que afirmaba que el procedimiento administrativo contra el canal era debido al seguimiento realizado a la serie tras una serie de denuncias del público. Rodríguez afirmó que «en la serie animada se aprecian elementos con imágenes y lenguaje inapropiados, que pueden influir en el comportamiento y la formación de los niños, niñas y adolescentes» y añadió que en algunos capítulos hay una «carga de mensajes inadecuados».[172] Este acto fue visto como un ejemplo de la manipulación chavista en los medios de comunicación del país por parte de medios comunicativos de diversos países del mundo.[173] [174] [175] [171] [176] [177] [178] En cambio otros medios consideraron estas reacciones como una muestra de manipulación mediática usada para atacar a Hugo Chávez.[179] Tras la petición del organismo estatal, la cadena pasó a emitir la serie las 20:30.[180] [181] Finalmente, la cadena privada fue sancionada por el Directorio de Responsabilidad Social con la cesión de parte de su espacio televisivo, lo que obligaba a Televen a ceder treinta minutos de su tiempo de emisión durante un mes, en horario de 7 a 11 de la noche. Dicho espacio fue utilizado para transmitir mensajes culturales y educativos.[182]

En 2009 la productora Fox decidió no emitir el episodio E. Pluribus Wiggum en Argentina y el resto de Hispanoamérica, aunque Canal 13 lo emitió el 29 de julio 2010, en el que Carl Carlson hacía referencia a «una dictadura militar como la de Juan Perón» y afirmaba que «cuando él te desaparecía, tú te mantenías desaparecido», en referencia a los desaparecidos, durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional (aunque dicho régimen comenzó dos años después de la muerte de Perón). El motivo por el que tomaron esta decisión fue «evitar reabrir heridas muy dolorosas para Argentina». Varios miembros del peronismo se quejaron públicamente por el episodio, entre ellos, el ex diputado Lorenzo Pepe, que solicitó al Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) que prohibiera la emisión del capítulo porque «ofendía la verdad histórica». El interventor de COMFER desestimó dicha petición ya que la consideraba «irracional».[183] [184]

Recepción en España e HispanoaméricaSegún palabras del propio Matt Groening «Los Simpson son muy populares en algunos países pero hay otros en los que por alguna razón no sucede lo mismo. No sé por qué, pero eso ocurre en Japón, donde la serie es conocida pero no alcanza el nivel de otros lugares. La Argentina, en cambio, es el país número uno entre los países que no hablan inglés. Viven la serie con una intensidad única».[185]

ProductosArtículo principal: Productos de Los Simpson

Buzz Cola, en el mundo real.La popularidad de Los Simpson ha creado una industria de merchandising de miles de millones de dólares.[119] La familia protagonista y personajes secundarios aparecen en multitud de productos, de camisetas a pósteres.

Los Simpson ha inspirado además ediciones especiales de juegos de mesa muy conocidos como el Clue, Scrabble, Monopoly, Operation y The Game of Life, así como juegos de preguntas como What Would Homer Do? o Simpsons Jeopardy![186] Existen también en el mercado varios juegos de cartas, como The Simpsons Trading Card Game.

Se han editado numerosas publicaciones relacionadas con Los Simpson a lo largo de los años. Hasta ahora, y desde 1993, Bongo Comics ha publicado nueve series de historietas.[187] Las series de cómics Los Simpson y Bart Simpson se imprimen también en el Reino Unido con los mismos títulos. También han aparecido recopilaciones de varias historietas en un solo tomo y recopilaciones de la música original de los episodios en álbumes como Songs in the Key of Springfield o Go Simpsonic with The Simpsons. Varias canciones se grabaron directamente como sencillo o álbum, sin que apareciesen en la serie. El sencillo más conocido es «Do the Bartman», que fue coescrito por Michael Jackson,[188] y que se convirtió en un éxito internacional alcanzando los puestos más altos del UK Singles Chart durante tres semanas[189] y siendo certificado como sencillo de oro por la British Phonographic Industry.[190] En el Reino Unido se lanzó la canción «Deep, Deep Trouble» para aprovechar el éxito de «Do The Bartman». Los álbumes The Simpsons Sing the Blues y The Yellow Album contienen versiones y canciones originales.

Un 7-Eleven de Seattle transformado en un Kwik-E-Mart como parte de la promoción de Los Simpson: la película.En la promoción de Los Simpson: la película, doce tiendas de 7-Eleven fueron transformadas en Kwik-E-Mart y vendieron productos relacionados con Los Simpson, tales como «Buzz Cola», cereales «Krusty-O» o dónuts rosas con virutas.[191]

El 9 de abril de 2009, el Servicio Postal de los Estados Unidos reveló que pondría en circulación una serie de cinco sellos postales de 44 centavos con las caras de Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie para conmemorar el vigésimo aniversario de la serie.[192] Los Simpson fue la primera serie de televisión en emisión que obtuvo dicho reconocimiento.[193] [194] Los sellos, diseñados por Matt Groening, fueron puestos en circulación el 7 de mayo[195] y se imprimieron aproximadamente mil millones de ellos.[196] [197]

DVDMuchas temporadas de la serie han sido lanzadas en DVD o VHS a lo largo de los años. Cuando la primera temporada se puso a la venta en 2001, se convirtió rápidamente en el DVD televisivo más vendido de la historia, aunque más tarde fue superado por la primera temporada de Chappelle’s Show.[198] En concreto, las temporadas 1 a la 12 y la 20 (en su edición especial) han salido a la venta en DVD en Estados Unidos, Europa, Australia, Nueva Zelanda y Latinoamérica, y se pretende lanzar más temporadas en el futuro.[199]

VideojuegosVéase también: Anexo:Videojuegos de Los Simpson
La industria de los videojuegos se adaptó rápidamente a los personajes y el mundo de Springfield. Entre los primeros juegos publicados se encuentran el arcade de la empresa Konami Los Simpson (1991), el juego de Acclaim Entertainment The Simpsons: Bart vs. the Space Mutants (1992), Krusty’s Fun House (1992) para versiones NES y Krusty’s Super Fun House para versiones SNES. Entre los juegos más modernos se encuentran The Simpsons Road Rage (2001), The Simpsons: Skateboarding (2002), The Simpsons Hit & Run (2003) y Los Simpson: El videojuego (2007).

Se produjeron dos máquinas de pinball relacionadas con Los Simpson, una de los cuales sólo estuvo disponible breve tiempo después de la primera temporada y la otra sigue comercializándose.[200]

The Simpsons RideArtículo principal: The Simpsons Ride

La atracción The Simpsons Ride, en Universal Studios Orlando (Florida) fue inaugurada el 15 de mayo de 2008.El 24 de abril de 2007 se anunció oficialmente la instalación de una atracción de simulación llamada The Simpsons Ride en Universal Studios Orlando y Universal Studios Hollywood.[201] Fue inaugurada oficialmente el 15 de mayo de 2008 en Florida[202] y el 19 de mayo del mismo año en Hollywood.[203] En la atracción, los usuarios visitan un parque temático de dibujos animados llamado Krustyland y ambientado en el personaje de la serie Krusty el payaso. Como en la serie, Sideshow Bob ha escapado de la cárcel para vengarse de Krusty y de la familia Simpson.[204]

Cuenta con más de 24 personajes recurrentes de la serie, y las voces son interpretadas por los miembros habituales del reparto, además de Pamela Hayden, Russi Taylor y Kelsey Grammer.[205] Harry Shearer decidió no participar, por lo que ninguno de los personajes que interpreta habitualmente en la serie tienen partes vocales en la atracción.[206]

James L. Brooks, Matt Groening y Al Jean colaboraron con Universal Creative, el equipo creativo de Universal Studios, para ayudar a desarrollar la atracción.[207] La simulación dura seis minutos y usa pantallas IMAX de más de 24 metros y proyectores Sony.[208] Hay 24 coches de paseo, cada uno con asientos para ocho personas,[205] en los que pueden viajar aproximadamente 2000 personas por hora.[204] La animación durante el paseo utiliza imágenes tridimensionales generadas por ordenador, elaboradas por Blur Studio y Reel FX,[209] en lugar de la animación tradicional en dos dimensiones empleada en Los Simpson.[210] La atracción de Florida registró la cifra de un millón de visitantes el 14 de julio de 2008, consiguiendo ser la atracción más rápida en alcanzar dicha cifra en el recinto.[211]

Los Simpson: la películaArtículo principal: Los Simpson: la película

Cartel del cine de Springfield (Vermont), donde se proyectó el estreno de Los Simpson: la película.20th Century Fox, Gracie Films y Film Roman produjeron un largometraje de animación sobre Los Simpson que se estrenó el 27 de julio de 2007.[212] La película fue dirigida por David Silverman y escrita por un equipo de guionistas de Los Simpson compuesto por Matt Groening, James L. Brooks, Al Jean, George Meyer, Mike Reiss, John Swartzwelder, Jon Vitti, David Mirkin, Mike Scully, Matt Selman, e Ian Maxtone-Graham.[212] Se produjo con la serie todavía en emisión, a pesar de que el equipo había declarado previamente que sólo harían una película cuando la serie hubiera concluido.[212] El primer intento de llevar Los Simpson a la gran pantalla fue con la trama del episodio Kamp Krusty, pero los guionistas encontraron problemas al tratar de alargar la historia para convertirla en el guion de un largometraje.[213] Una de las principales dificultades fue no encontrar una historia capaz de mantener el interés durante el tiempo que dura una película.[170]

Tras ganar un concurso de Fox y de Usa Today, la ciudad de Springfield, en Vermont, fue la elegida para el estreno mundial de la película.[214] Los Simpson: la película llegó a lo más alto de la taquilla en Estados Unidos con un total de 74 millones de dólares en su primera semana,[215] consiguiendo además la mayor recaudación en el estreno de una película basada en una serie de televisión, por delante de Misión: Imposible II.[216] Al 17 de diciembre de 2007 la película había recaudado en todo el mundo más de 525.495.894 dólares.[7]

Desde su debut el 17 de diciembre de 1989 se han emitido 486 episodios hasta el 22 de mayo del 2011 con 22 temporadas, tras el estreno de esta vigesimosegunda temporada el 26 de septiembre de 2010.En el final de la decimoctava temporada, el 20 de mayo de 2007, se emitió en Estados Unidos el episodio 400: You Kent Always Say What You Want. En la mayoría del mundo los días 26 y 27 de julio de 2007 se estrenó Los Simpson: la película, la cual recaudó cerca de 526 millones de dólares en todo el mundo.

Los Simpson ha ganado numerosos premios desde su estreno como serie, incluyendo 25 premios Emmy, 24 premios Annie y un premio Peabody. La revista Time del 31 de diciembre de 1999 la calificó como la mejor serie del siglo XX, y el 14 de enero de 2000 recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Los Simpson es una de las series estadounidenses de dibujos animados de mayor duración y el programa estadounidense de animación más largo. El gruñido de fastidio de Homer «D’oh!» ha sido incluido en el diccionario Oxford English Dictionary, mientras que la serie ha influido en muchas comedias de situación animadas para adultos.

El creador de Los Simpson, Matt Groening.James L. Brooks había hablado con Matt Groening sobre la creación de una serie de cortometrajes de animación, que Groening iba a basar en su cómic Life in Hell. Al darse cuenta de que convertir Life in Hell en una animación supondría la rescisión de los derechos de publicación de la obra de su vida, escogió otro enfoque y creó su particular modelo de familia disfuncional, cuyos personajes eran homónimos respecto a los miembros de su propia familia excepto en su propio caso, en que sustituyó Matt por Bart. Groening ideó a la familia Simpson en el vestíbulo de la oficina de Brooks.

La familia Simpson apareció por primera vez en los cortos de The Tracey Ullman Show el 19 de abril de 1987.[4] Groening sólo presentó unos bocetos básicos a los animadores y asumió que los corregirían en producción. Sin embargo, los animadores se limitaron a seguir su esquema, dando lugar a la cruda apariencia de los personajes de los cortos iniciales.

En 1989 un equipo de productoras adaptó Los Simpson al formato de serie de media hora para Fox Broadcasting Company. El equipo incluía lo que es la actual compañía de animación Klasky Csupo. Jim Brooks negoció una cláusula con Fox que impedía a esta última interferir en el contenido de la serie.[13] Groening dijo que su intención al crear la serie era ofrecer una alternativa a lo que llamaba la «basura establecida» que estaban viendo.[14] La serie de media hora se estrenó el 17 de diciembre de 1989 con Simpsons Roasting on an Open Fire, un especial de Navidad.[15] Some Enchanted Evening fue el primer episodio en producirse pero no se emitió hasta mayo de 1990 por problemas con la animación.[16]

Los Simpson fue la primera serie de Fox en colocarse en el ranking de las 30 series más vistas.[17] Este éxito hizo que Fox programara Los Simpson en el mismo horario que La hora de Bill Cosby para hacerle competencia, un cambio que dañó los datos de audiencia de Los Simpson.[18] En 1992, Tracey Ullman demandó a la cadena, argumentando que su show había sido la fuente del éxito de Los Simpson y exigiendo a Fox un porcentaje sobre los beneficios de la serie, petición que fue denegada por los jueces.[19]

ProducciónProductores ejecutivosLista de productores a lo largo de la emisión de la serie:

Temporadas 1–2: Matt Groening, James L. Brooks y Sam Simon
Temporadas 3–4: Al Jean y Mike Reiss
Temporadas 5–6: David Mirkin
Temporadas 7–8: Bill Oakley y Josh Weinstein
Temporadas 9–12: Mike Scully
Temporadas 13–presente: Al Jean
Matt Groening y James L. Brooks han sido los productores ejecutivos de la serie durante toda su historia y también han servido como consultores creativos; a ellos se les debe gran parte de la trama de los capítulos. Sam Simon, que trabajó como supervisor creativo durante las primeras cuatro temporadas, continúa recibiendo beneficios como productor ejecutivo, pese a no trabajar en la serie desde 1993.[20] Existe un puesto con mayor implicación, el de showrunner, que cumple las funciones de jefe de guionistas y de dirección de la producción de la serie durante una temporada completa.[21]

Al Jean (izquierda) es el actual productor ejecutivo de la serie y David Mirkin (derecha) es un productor ejecutivo anterior y miembro del equipo de guionistas desde 1994.GuionVéase también: Guionistas de Los Simpson

El equipo de guionistas de Los Simpson consta de 16 escritores que proponen ideas a principios de diciembre.[22] Luego hay sesiones de reescritura durante las que se cambian, añaden o eliminan líneas y se llama a los actores de voz para que relean el guion.[23] El líder de estas sesiones es George Meyer, que lleva desarrollando la serie desde su primera temporada. Según uno de los guionistas más veteranos, Jon Vitti, Meyer suele inventar las mejores líneas en cada episodio, aún cuando otros escritores puedan recibir el crédito de las mismas.[23] Cada episodio tarda seis meses en producirse, así que la serie rara vez trata de temas de actualidad.[24] De todas formas, es posible que haya referencias a eventos planificados como los Juegos Olímpicos o la Superbowl.

Parte del equipo de guionistas de Los Simpson en 1992. Fila trasera, de izquierda a derecha: Mike Mendel, Colin ABV Lewis (parcialmente), Jeff Goldstein, Al Jean (parcialmente), Conan O’Brien, Bill Oakley, Josh Weinstein, Mike Reiss, Ken Tsumara, George Meyer, John Swartzwelder, Jon Vitti (parcialmente), CJ Gibson y David M. Stern. Fila delantera, de izquierda a derecha: Dee Capelli, Lona Williams y desconocida.Acreditado en más de 60 episodios, John Swartzwelder es el guionista más prolífico del equipo.[25] Uno de los antiguos guionistas más conocidos es Conan O’Brien, que contribuyó en varios episodios a principios de los 90 hasta que fue a sustituir a David Letterman como anfitrión del talk show Late Night.[26]

El cómico inglés Ricky Gervais escribió el episodio Homer Simpson, This Is Your Wife, convirtiéndose en el primer famoso en escribir y aparecer representado al mismo tiempo en un episodio.[27] Seth Rogen y Evan Goldberg, guionistas de la película Superbad, escribirán un episodio y Rogen dará voz a uno de los personajes en el mismo.[28] [29]

A finales de 2007, los guionistas de Los Simpson se unieron a la huelga que inició el sindicato Writers Guild of America, East. Los guionistas forman parte del sindicato desde 1998.[30]

Actores de vozVéase también: Anexo:Emisión internacional de Los Simpson

Hank Azaria ha sido miembro del reparto principal de actores de voz de Los Simpson desde la segunda temporada.[31]Salvo una excepción, los créditos de los episodios sólo muestran la lista de los actores de voz y no los personajes a los que interpreta cada uno. Tanto Fox como el equipo de la serie querían mantener las identidades en secreto durante las primeras temporadas, por lo que las grabaciones se hacían a puerta cerrada y se rechazaba la realización de fotos del equipo de grabación.[32] De todas formas, la cadena finalmente reveló qué papel interpretaba cada uno en el episodio Old Money, después de que los productores dijesen que los actores debían recibir un reconocimiento por su trabajo.[33] En 2003, el equipo apareció en un episodio del programa Inside the Actors Studio, interpretando en directo las voces de sus personajes.

Los Simpson tiene seis actores principales. Dan Castellaneta interpreta a Homer Simpson, Abraham Simpson, Krusty el payaso y otros hombres adultos.[34] Julie Kavner realiza las voces de Marge Simpson y Patty y Selma, además de otros personajes menores.[34] Nancy Cartwright da vida a la voz de Bart Simpson y otros niños.[34] Yeardley Smith, voz de Lisa Simpson, es el único miembro de la plantilla que normalmente da voz sólo a un personaje, aunque ocasionalmente representa otros personajes episódicos.[34] Hay otros dos actores que no hacen voces de miembros de la familia protagonista pero interpretan a la mayoría de los hombres de la ciudad. Hank Azaria interpreta a personajes como Moe Szyslak, Jefe Wiggum y Apu Nahasapeemapetilon. Harry Shearer presta su voz a Montgomery Burns, Waylon Smithers, Seymour Skinner, Ned Flanders y Dr. Hibbert.[34] A excepción de Harry Shearer, todos los principales miembros del equipo han ganado un Emmy en la categoría Outstying Voice-Over Performance (Mejor interpretación de actor de voz).[35]

Hasta 1998, los seis actores principales cobraron 30.000 dólares por episodio. En 1998, se vieron involucrados en una disputa salarial con Fox. La empresa amenazó con reemplazarlos por nuevos actores, incluso llegando a preparar pruebas de audición de nuevas voces. El creador de la serie, Matt Groening, apoyó a los actores en sus acciones.[36] Sin embargo, la cuestión se resolvió pronto y, a partir de 1998 y hasta 2004, cobraron 125.000 dólares por episodio. Los ingresos de la serie continuaron aumentando a través de la sindicación y las ventas de DVD, y, en abril de 2004, los miembros del reparto principal detuvieron las lecturas de guion, exigiendo que se les pagara 360.000 dólares por episodio.[37] [38] La huelga se resolvió un mes más tarde[39] y sus sueldos se incrementaron hasta una cantidad de entre 250.000[40] y 360.000 dólares por episodio.[41] En 2008, la producción para la vigésima temporada se dejó en suspenso debido a las nuevas negociaciones contractuales con los actores de voz, que querían un «gran incremento» en los sueldos hasta una cantidad cercana a los 500.000 dólares por episodio.[41] La controversia se resolvió pronto y el salario de los actores se elevó a 400.000 dólares por cada episodio.[42]

Además del equipo principal, Pamela Hayden, Tress MacNeille, Marcia Wallace, Maggie Roswell y Russi Taylor hacen las voces de personajes de apoyo.[34] Desde 1999 a 2002, los personajes de Maggie Roswell son interpretados por Marcia Mitzman Gaven. Karl Wiedergott ha aparecido en papeles pequeños, pero no da voz a ningún personaje habitual.[43] Entre los miembros que frecuentemente han aparecido de «estrellas invitadas» se incluyen Albert Brooks, Phil Hartman, Jon Lovitz, Joe Mantegna y Kelsey Grammer.[44]

En la serie aparecen a menudo de forma destacada voces invitadas de un amplio espectro de profesiones, incluyendo actores, atletas, autores, grupos, cantantes, músicos y científicos. En las primeras temporadas la mayoría de estas voces aparecían interpretando a otros personajes, hasta que finalmente empezaron a aparecer como ellos mismos. Tony Bennett fue la primera estrella en interpretar a su propia persona, apareciendo su personaje brevemente en el episodio de la segunda temporada Dancin’ Homer.[45] Los Simpson ostenta el récord mundial de «Mayor número de estrellas invitadas en una serie de televisión».[46]

La serie ha sido doblada a muchos idiomas, incluyendo el español, japonés, alemán y portugués. Es además uno de los pocos programas que ha sido doblado tanto al francés como al francés del Quebec.[47] Los Simpson ha sido también emitido en árabe, pero debido a las costumbres islámicas se han cambiado numerosos aspectos de la serie. Por ejemplo, Homer bebe agua carbonatada en lugar de cerveza y come salchichas de vaca egipcias en lugar de perritos calientes. Debido a esos cambios la versión árabe de la serie fue mal recibida por los antiguos fans de Los Simpson de la zona.[48]

Doblaje en español
Sara Vivas ha dado su voz a Bart Simpson en el doblaje de España en todas las temporadas de la serie.El doblaje en español de la serie se realiza en dos versiones diferentes, una en México y otra en España. Ambas difieren en ciertos aspectos, principalmente en los nombres de algunos personajes. En la versión hispanoamericana, Homer Simpson se llama Homero, pero en España no se traduce el nombre. Otras traducciones de la versión de Hispanoamérica, pero no de la versión española, son: Barney Gumble como Barney Gómez,[49] la familia Wiggum como Gorgory,[50] la familia Lovejoy como Alegría[51] y Joe Quimby como Alcalde Diamante,[52] entre otros. Otros personajes son traducidos en ambas versiones, como Sideshow Bob, que en España es conocido como Actor secundario Bob[53] y en Hispanoamérica como Bob Patiño,[54] o Itchy and Scratchy, que son conocidos como Rasca y Pica[55] y Tommy y Daly,[56] respectivamente.

La animación de la serie no se altera y lo que está escrito en inglés aparece en ese idioma en las versiones en español. En la escena de la pizarra se puede oír a Bart leyendo la frase traducida. Después de la secuencia de apertura, puede oírse el título del episodio en la versión hispanoamericana pero no en la española. Sin embargo, en la española aparece subtitulado durante el inicio del episodio.

EspañaEl doblaje en España se ha realizado en los estudios Abaira de Madrid. El director de doblaje y ajustador era Carlos Revilla, que además daba su voz al personaje de Homer Simpson. Tras la muerte de éste el 28 de septiembre de 2000 fue sustituido por Ana María Simón en el cargo de ajustador y director de doblaje y por Carlos Ysbert en el papel de Homer. La traductora de la serie es María José Aguirre de Cárcer.

El reparto principal del doblaje en España es el siguiente:

Homer Simpson: Carlos Revilla (temporadas 1 a 11, fallecido) / Carlos Ysbert (desde temporada 12)
Marge Simpson, Patty, Selma y Jacqueline Bouvier: Amparo Soto (temporadas 1 a 4, reemplazada debido a problemas de voz con su personaje) / Begoña Hernando (temporadas 4 a 6, reemplazada por el mismo problema) / Margarita de Francia (desde temporada 6).
Lisa Simpson: Isacha Mengíbar.
Bart Simpson: Sara Vivas.
Seymour Skinner: Antonio Medina (temporada 1) / José Padilla (desde temporada 2)
Apu Nahasapeemapetilon Waylon Smithers y Prof. Frink: Javier García Sáenz
Moe Szyslak y Clancy Wiggum: Juan Perucho
Krusty el payaso: Abraham Aguilar[57]
Hispanoamérica
Humberto Vélez fue la voz de Homer Simpson en las primeras 15 temporadas de la serie del doblaje de Hispanoamérica.El doblaje mexicano se ha realizado en varios estudios. Las primeras temporadas se doblaron en Audiomaster 3000. Debido al conflicto que se suscitó en 2005 con la Asociación Nacional de Actores (ANDA) de México, se realizaron cambios en la producción. Es así como, a partir de la decimosexta temporada, los nuevos episodios se doblan en Grabaciones y Doblajes Internacionales S.A. (GDI). Ambos estudios están ubicados en México, D. F. La dirección del doblaje de las 3 primeras temporadas se llevó a cabo por Francisco Reséndez, quien fue sustituido por Humberto Vélez hasta el final de la decimoquinta temporada. Desde entonces, Marina Huerta realiza la dirección del doblaje mexicano. La versión mexicana de doblaje se emite en toda Hispanoamérica.

El conflicto entre GDI y el reparto principal de actores de voz se debió a que los actores que hacían el doblaje de la serie buscaban que la empresa firmara un contrato de exclusividad con la ANDA, gremio al que pertenecían. La empresa alegaba que en su doblaje participaban también actores independientes y que, de aceptar la exclusividad que se les solicitaba, se perderían las voces originales del programa, que era lo que se suponía que trataban de evitar ambas partes.[58] La empresa pretendía contratar a un 75 por ciento de actores de la ANDA y a un 25 por ciento de actores de doblaje independientes, pero los actores que hasta ese momento habían realizado el doblaje consideraban que eso significaba perder parte de las prestaciones que habían logrado con mucho esfuerzo.[59] Los actores y la empresa no consiguieron llegar a un acuerdo por lo que todo el elenco vocal que realizaba el doblaje de la serie hasta ese momento fue sustituido. La última temporada doblada por ellos fue la decimoquinta.[60]

El reparto principal es:

Homer Simpson: Humberto Vélez (temporadas 1 a 15), Otto Balbuena (desde la temporada 16).
Marge Simpson: Nancy McKenzie (temporadas 1 a 15), Marina Huerta (desde la temporada 16).
Bart Simpson: Marina Huerta (temporadas 1 a 9 y desde la temporada 16), Claudia Mota (temporadas 9 a 15).
Lisa Simpson: Patricia Acevedo (temporadas 1 a 15), Alexia Solís (desde la temporada 16).
Créditos Técnicos

Estudio de Doblaje: Audiomaster 3000 (Primera Temporada hasta Decimoquinta Temporada), Grabaciones y Doblajes Internacionales S.A. (Desde la decimosexta temporada), México D.F.
Director: Francisco Reséndez (primeras 3 temporadas), Patricia Acevedo (temporadas 4-8), Humberto Vélez (temporadas 8-15), Marina Huerta (temporadas 16-18), Gerardo García (temporada 19-presente).
Doblaje en español producido por 20th Century Fox.
AnimaciónEstudios internacionales de televisión involucrados:

AKOM
Produjo en exclusiva las dos primeras temporadas de la serie.
Ha producido episodios a lo largo de la serie.
Anivision
Produjo la animación de episodios de las temporadas 3–10.
Rough Draft Studios
Produjo la animación de episodios desde la cuarta temporada hasta la actualidad.
U.S. Animation, Inc.
Produjo Radioactive Man junto a Anivision.
Produjo The Simpsons 138th Episode Spectacular
Toonzone Entertainment
Produjo The Fat and the Furriest y She Used to Be My Girl.
La serie ha sido animada por varios estudios tanto estadounidenses como internacionales. Durante la emisión de los cortos de The Tracey Ullman Show, la animación se producía en Klasky Csupo, en los Estados Unidos.[61] Al comienzo de la serie, con el consiguiente aumento de la carga de trabajo, Fox subcontrató la producción con varios estudios internacionales localizados en Corea del Sur.[61] Los artistas del estudio de Estados Unidos, Film Roman, dibujan los storyboards y diseñan nuevos personajes, escenarios y apoyos que se convierten en los llamados animatics, que se proyectan a los guionistas de Gracie Films para cualquier cambio que haya de realizarse antes de que el trabajo sea enviado a Corea del Sur. En los estudios coreanos dibujan los conocidos como inbetweens, aplican la técnica digital ink and paint y empiezan a grabar la animación antes de que se envíe de vuelta a los estudios de Fox en Estados Unidos tres o cuatro meses más tarde.[62]

Durante las tres primeras temporadas, Klasky Csupo se encargó de la animación de Los Simpson en Estados Unidos. En 1992, la compañía productora de la serie, Gracie Films, asignó la parte de dicho trabajo realizada en Estados Unidos a Film Roman,[63] que continuó con esa labor hasta 2007.

En la decimocuarta temporada, se cambió del uso de la técnica conocida en inglés como cel animation a la denominada digital ink and paint.[64] El primer episodio con coloración digital fue Radioactive Man, en 1995. Los animadores emplearon digital ink and paint durante la producción del episodio Tennis the Menace, pero Gracie Films retrasó el uso de dicha técnica hasta dos temporadas más adelante.[65]

Personajes
Homer, uno de los personajes principales, pintado semidesnudo en el Cerne Abbas (Inglaterra) por parte de la 20th Century Fox.Artículo principal: Personajes de Los Simpson
Véanse también: Personajes recurrentes en Los Simpson y Personajes menores en Los Simpson
Los Simpson son una familia típica estadounidense que vive en Springfield, una ciudad ficticia de la «América media».[1] Homer, el padre, trabaja como inspector de seguridad en la planta de energía nuclear de Springfield en el sector 7G, posición que contrasta con su personalidad descuidada y bufonesca. Está casado con Marge, una estereotípica ama de casa y madre con la cual tiene tres hijos: Bart, un problemático chico de 10 años, Lisa, una precoz activista de 8 años, y Maggie, un bebé que no habla pero se comunica succionando un chupete. La familia posee un perro, Santa’s Little Helper, y un gato, Snowball II. Ambas mascotas han protagonizado algún episodio. A pesar del paso de los años, Los Simpson no envejecen y siguen manteniendo el mismo aspecto que tenían a finales de los 80.

La serie incluye además un nutrido grupo de personajes secundarios: compañeros de trabajo, profesores, otros familiares, amigos de la familia, gente de la ciudad y estrellas locales. Según Matt Groening, la serie tomó la idea de incluir un gran reparto de la telecomedia canadiense Second City Television.[18]

EscenarioArtículo principal: Springfield (Los Simpson)
Los Simpson tiene lugar en la ficticia ciudad estadounidense de Springfield, sin coordenadas geográficas o localizaciones concretas que permitan conocer en qué estado de Estados Unidos se encuentra. A pesar de esto, los fans de la serie han tratado de identificar la localización de la ciudad prestando atención al paisaje, vecindario, marcas geográficas y otras pistas. Como respuesta, la serie se muestra intencionalmente evasiva a facilitar la localización.[66] El nombre «Springfield» es tan común en Estados Unidos que aparece en la mitad de los estados.[67] La geografía de Springfield y alrededores contiene costas, desiertos, zonas agrícolas extensas, altas montañas y cualquier elemento necesario para el desarrollo del argumento o de los chistes.[68] De todas formas, Groening ha dicho que Springfield tiene mucho en común con Portland, Oregón, la ciudad donde creció.[69]

La familia Simpson vive en el 742 de Evergreen Terrace (en Hispanoamérica: Avenida Siempreviva 742), Springfield, en honor a la calle donde vivía Matt Groening cuando era niño.[70] Se dan varios números alternativos de la casa Simpson en varios episodios, entre ellos: 59 (Mr. Lisa Goes to Washington), 94 (Blood Feud y Bart, el amante), 723 (Homer the Vigilante), 743 (Beyond Blunderdome) y 1094 (New Kid on the Block), además de Spalding Way 430 (Kamp Krusty). El hecho se usa repetidamente para evitar ubicar específicamente a Springfield sobre un mapa de los Estados Unidos. Se ha sugerido que la dirección usada en Kamp Krusty apunta al actor y comediante Spalding Gray.[71] [72]

Existe una réplica de la casa en Henderson, Nevada que fue sorteada en 1997 por Fox y Pepsi. Tiene más de 200 m2. Fue puesta a la venta en 2011 por 120.000 dólares.[73]

TemasArtículo principal: Temática de Los Simpson
La ciudad de Springfield actúa como un universo completo que permite a los personajes enfrentarse a los problemas de la sociedad moderna. El tener a Homer trabajando en una central nuclear permite comentar el estado del medio ambiente.[74] Seguir los años de Bart y Lisa por la Escuela Primaria de Springfield permite a los guionistas de la serie ilustrar asuntos controvertidos sobre el tema de la educación. La ciudad posee además un amplio número emisoras de televisión que permite a los realizadores hacer chistes sobre sí mismos y el mundo del entretenimiento.[75]

Algunos comentaristas han notado que la serie es política en su naturaleza y susceptible de un sesgo de izquierdas.[76] Al Jean admitió en una entrevista que «Nosotros [la serie] somos de inclinación liberal».[77] Los guionistas a menudo evidencian su inclinación por ideas progresistas, aunque hacen chistes con todo el espectro político.[78] La serie a menudo presenta gobiernos y grandes empresas como entidades insensibles dispuestas a aprovecharse del trabajador medio.[77] Por tanto, los guionistas frecuentemente presentan a las figuras de la autoridad con una luz oscura y desfavorable. En Los Simpson, los políticos son corruptos, los ministros eclesiásticos como Reverend Lovejoy se muestran indiferentes hacia los feligreses y los policías locales son unos incompetentes.[79]

La religión es otro de los temas principales; en tiempos de crisis la familia frecuentemente vuelve sus ojos a Dios, y la serie se ha ocupado de la mayoría de las religiones mayoritarias (como el cristianismo, judaísmo o hinduismo, entre otras).[80]

Señas de identidadSecuencia de aperturaArtículo principal: Secuencia de apertura de Los Simpson
Véanse también: Gag del sofá, Gag de la pizarra y Sintonía de Los Simpson
La secuencia de apertura de Los Simpson es una de las señas de identidad más memorables de la serie. La mayor parte de los episodios comienzan con la cámara acercándose al título de la serie y hacia la ciudad de Springfield. Luego la cámara sigue el regreso a casa de los miembros de la familia. Al llegar, la familia se sienta en el sofá a ver la televisión. Esta secuencia fue creada por David Silverman.[81] La sintonía característica de la serie fue compuesta por el músico Danny Elfman en 1989, después de que Groening le solicitara una pieza estilo retro. Esta pieza, que tardó dos días en crear, ha sido reconocida por Elfman como la más popular de su carrera.[82]

Una de las características más notables de esta secuencia es que hay varios segmentos que cambian de un episodio a otro. Bart escribe cosas diferentes en la pizarra de la escuela,[81] Lisa a veces toca un solo distinto de saxofón y hay un gag visual distinto cada vez que la familia entra al cuarto de estar.[83]

Especiales de HalloweenArtículo principal: Especiales de Halloween de Los Simpson
El episodio especial de Halloween se ha convertido en una tradición. El primer especial de Halloween, Treehouse of Horror, se emitió en la segunda temporada de Los Simpson y estableció el patrón de contar tres historias autoconclusivas por episodio de Halloween.[84] Estos segmentos normalmente presentan a la familia en algún escenario terrorífico, de ciencia ficción o sobrenatural que a menudo parodian u homenajean otras obras de esos géneros.[85] Están siempre fuera de la continuidad normal de la serie, es decir, no influyen en capítulos posteriores ni son consecuencia de los anteriores. Aunque los episodios de Halloween se supone que deben ser vistos en esa fecha, en los últimos años se emiten más tarde en Estados Unidos debido al contrato de Fox con la Serie Mundial de Grandes ligas de béisbol.[86]

ChistesLa mayoría de los personajes principales y secundarios de la serie tienen un latiguillo.[87] Entre las expresiones más notables se encuentra el gruñido de fastidio de Homer «D’oh!» («¡Ouh!» o «¡Ouch!» en español), el «excelente» del Sr. Burns o la risa de Nelson Muntz «¡Ja! ¡ja!». Algunos de los latiguillos del personaje de Bart, como «¡Ay, caramba!», aparecieron en camisetas durante los primeros años de la serie.[88] Sin embargo, los guionistas fueron suprimiendo su uso tras adquirir fama por el merchandising y han ido reduciendo su número en las últimas temporadas. Su uso humorístico fue parodiado en el episodio Bart Gets Famous, en el que Bart adquiere una inmensa popularidad tras decir en «El show de Krusty» la frase «I didn’t do it», traducido como «Yo no he sido» en España y «Yo no fui» en Hispanoamérica.[89]

La serie también inserta referentes culturales que cubren un amplio espectro de la sociedad estadounidense.[90] Dichas referencias vienen del cine, la televisión, música, literatura, ciencia y hechos históricos.[90] Los animadores aprovechan cualquier ocasión para introducir chistes ocultos en forma de textos incoherentes en lugares insospechados como carteles o periódicos.[91] El público a menudo no percibe todos los chistes visuales en un primer visionado.[91] Kristin Thompson argumenta que Los Simpson contiene «una batería de referencias culturales, una caracterización intencionadamente inconsistente y una considerable auto-reflexión acerca de las convenciones televisivas y el estatus del programa».[92]

InfluenciaInfluencias en el lenguajeVéase también: D’oh!-¡Ouh!

James L. Brooks, productor ejecutivo y guionista de la serie.Los Simpson ha originado un buen número de neologismos en el lenguaje popular estadounidense.[93] Mark Liberman, director del Linguistic Data Consortium, afirma: «Los Simpson ha sustituido aparentemente a Shakespeare y La Biblia como nuestra principal fuente de cultura del idioma, expresiones y diversas alusiones textuales».[94] La famosa expresión «D’oh!» de Homer se ha extendido tanto en el mundo anglosajón que ha llegado a aparecer en el diccionario Oxford English Dictionary, aunque sin el apóstrofo.[95] La expresión ha sido usada incluso en producciones fuera de Estados Unidos, como fue el caso de un episodio de 2008 de la serie de televisión del Reino Unido Doctor Who.[96]

Existen otras expresiones aparecidas en Los Simpson que se han incorporado al lenguaje popular estadounidense, como el «excelente» de Montgomery Burns, el grito triunfal «¡Yuhuu!»[97] de Homer o la risa burlona «¡Ja! ¡Ja!»[98] de Nelson Muntz. La frase de Willie en el episodio ‘Round Springfield «cheese-eating surrender monkeys»[99] fue usada en 2003 por el columnista Jonah Goldberg, de la revista conservadora National Review, después de la negativa de Francia a apoyar la resolución de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para iniciar la guerra de Iraq, y se extendió rápidamente entre otros periodistas.[100]

La palabra «cromulent»,[101] inventada por los guionistas de la serie en el episodio Lisa the Iconoclast, ha sido incluida en el diccionario de inglés Webster’s New Millennium Dictionary.[102] La palabra «kwyjibo», creada por Bart en el episodio Bart the Genius cuando jugaba al Scrabble, fue uno de los sobrenombres del virus informático Melissa.[103] La frase «Yo, por mi parte, saludo ya a nuestros nuevos amos»,[104] utilizada por Kent Brockman en Deep Space Homer, ha sido utilizada en la cultura popular estadounidense para describir numerosos eventos. Se han usado variaciones de la pronunciación de Brockman para fingir sumisión, normalmente en tono humorístico.[105] También ha sido utilizada por diferentes medios de comunicación, como la revista New Scientist.[106] El término de rechazo «Meh», que utilizan Bart y Lisa en el episodio Hungry, Hungry Homer, también ha llegado a ser popular.[107]

Influencia en la televisiónLos Simpson fue la primera serie de animación en emitirse con éxito en prime time desde Wait till Your Father Gets Home en los años 70.[108] Durante la mayor parte de los 80, los expertos consideraban que estas series sólo eran apropiadas para niños y que la animación de una serie era demasiado cara como para alcanzar la calidad esperada en un programa perteneciente a la franja horaria de máxima audiencia. Los Simpson cambió esta idea.[61] El uso de estudios de animación coreanos para hacer los in-betweening, colorear y filmar redujo los costes. Y, a su vez, el éxito de Los Simpson y la reducción de sus gastos de producción animaron a las cadenas de televisión a producir otras series de animación.[61] Esto llevó a un boom de series de este tipo en prime time en los años 90 como South Park, Padre de familia, King of the Hill, Futurama (del mismo creador que Los Simpson), y El Crítico.[61] South Park rindió homenaje a Los Simpson con el episodio Simpsons Already Did It.[109]

Los Simpson también ha influido en series no animadas, como Malcolm in the Middle, estrenada el 9 de enero de 2000 en la franja horaria posterior a Los Simpson.[11] [110] Malcolm in the Middle también utiliza chistes ocultos y, a diferencia de la mayoría de las comedias de situación, no usa risas enlatadas. Ricky Gervais considera a Los Simpson una influencia principal en su telecomedia británica The Office, también carente de risas enlatadas.[111]

Recepción y logrosÉxito inicialLos Simpson fue la primera serie de televisión de la cadena Fox en situarse en la lista de las 30 series mejor valoradas.[112] El personaje de Bart Simpson fue el protagonista en la mayoría de los episodios de las tres primeras temporadas, mientras que en las temporadas posteriores la atención se centró en el personaje de Homer. En 1990, Bart se convirtió rápidamente en uno de los personajes de televisión más populares y surgió la denominada «Bartmanía».[113] [114] [115] [116] También fue el personaje de la serie más utilizado en los productos sobre la serie, como las camisetas. A comienzos de la década de los 90, se pusieron a la venta millones de camisetas con su imagen;[117] se vendieron no menos de un millón de ellas en unos días.[118] Varias escuelas públicas de Estados Unidos prohibieron el uso de dichas camisetas porque consideraban a Bart un mal modelo, con frases como «I’m Bart Simpson. Who the hell are you?» («Soy Bart Simpson. ¿Quién demonios eres tú?») y «Underachiever (‘And proud of it, man!)» («Con malas notas (Y orgulloso de ello, ¡hombre!)»).[119] [120] [121] Los productos de Los Simpson se vendieron bien y generaron 2 mil millones de dólares de beneficios durante los primeros 14 meses de ventas.[119] Debido a su popularidad, Bart fue a menudo el miembro más promocionado de la familia Simpson en los anuncios de la serie, incluso para episodios en los que no era parte protagonista del argumento.[122]

Debido al éxito de la serie, en el verano de 1990 la cadena Fox decidió cambiar el horario de emisión de Los Simpson para trasladarlo a las 8 de la tarde EST en la noche de los domingos y con el mismo horario en la noche de los jueves, donde competía con The Cosby Show en NBC, la serie de más audiencia en aquella época.[123] [124] A lo largo del verano, se publicaron varias noticias acerca de la supuesta rivalidad «Bill vs. Bart».[118] [123] El episodio de la segunda temporada Bart Gets An F (de 1990) fue el primer episodio emitido en el mismo horario que The Cosby Show y tuvo una baja cuota de pantalla, por detrás de The Cosby Show, que tuvo una cuota de 18,5. La cuota se basa en el número de televisiones por hogar que tenían sintonizada la serie, pero Nielsen Media Research estimó que 33,6 millones de espectadores vieron el episodio, convirtiéndolo en la serie más vista por número de espectadores reales esa semana. En aquella época, fue el episodio más visto en la historia de Fox,[125] y es todavía uno de los episodios con una cuota más alta en la historia de la serie.[126]

Los Simpson ha sido elogiada por muchos críticos, siendo descrita como «la serie más irreverente y sin arrepentimiento en emisión».[127] En una crítica de 1990 sobre la serie, Ken Tucker, de la revista Entertainment Weekly, declaró: «[Son] la familia estadounidense más complicada, realizada como simples dibujos animados. Esta genial paradoja hizo que millones de personas abandonaran los tres principales programas de los domingos por la noche para concentrarse en Los Simpson».[128] Tucker también describiría la serie como «un fenómeno cultural, un dibujo animado en prime time que resulta atractivo para toda la familia».[129]

Premios y nominacionesArtículo principal: Premios y nominaciones de Los Simpson

Los Simpson obtuvo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.Los Simpson ha ganado gran cantidad de premios desde su estreno como serie, incluyendo 25 premios Emmy,[46] 24 premios Annies[130] y un premio Peabody, siendo la primera serie de animación en obtener este último.[131] En el número de la revista Time dedicado a los logros en el arte y el entretenimiento, Los Simpson aparecía como la «Mejor serie de televisión del siglo XX».[8] En ese mismo número Time incluyó a Bart Simpson en su «Lista de las personas más influyentes del siglo XX».[132] Bart fue el único personaje ficticio en aparecer en la lista. El 14 de enero de 2000, Los Simpson obtuvo una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.[133] También en 2000, el crítico de televisión de Entertainment Weekly Ken Tucker calificó a Los Simpson como la «Mejor serie de televisión de los años 90». Además, los espectadores de la cadena británica Channel 4 llevaron a Los Simpson a lo más alto de dos encuestas: «100 Greatest Kids’ TV shows» (los 100 mejores programas infantiles) en 2001[134] y «100 Greatest Cartoons» (los mejores dibujos animados) en 2005,[135] además de situar a Homer Simpson en primer lugar en la lista de 2001 de los «100 mejores personajes de televisión»[136] y en el noveno puesto en la lista de Entertaintment Weekly de los «50 mejores iconos de televisión».[137] En 2002, consiguió el octavo puesto en «TV Guide’s 50 Greatest TV Shows of All Time»[138] (lista de las 50 mejores series de todos los tiempos), así como, en 2007, fue incluida en la lista de los «100 mejores programas de todos los tiempos».[139] En 2008, la serie obtuvo la primera posición en la lista de Entertainment Weekly «Top 100 Shows of the Past 25 Years» (100 mejores series de los últimos 25 años)[140] [141] y Empire denominó a la serie la más grande de todos los tiempos.[142] El capítulo Crook and Ladder ha obtenido el premio de «Mejor episodio de comedia» por combatir el consumo de tabaco, drogas y bebidas alcohólicas.

Logros de mayor permanenciaEl 9 de febrero de 1997, Los Simpson sobrepasó a Los Picapiedra como la serie de animación estadounidense de mayor permanencia en prime time con el episodio The Itchy & Scratchy & Poochie Show. En 2004, Los Simpson reemplazó a The Adventures of Ozzie and Harriet (1952 – 1966) como la comedia de situación (animada o no) de mayor permanencia en Estados Unidos.[9] En octubre de 2004, Scooby-Doo sobrepasó brevemente a Los Simpson como la serie estadounidense con mayor número de episodios.[143] Sin embargo, la cancelación de la serie tras 371 episodios hizo que Los Simpson pudiera recobrar el título con 378 episodios al final de la decimoséptima temporada.[10] En mayo de 2007, la serie alcanzó el episodio 400 al final de la decimoctava temporada. No obstante, aunque ostenta el récord de mayor número de episodios de una serie de animación estadounidense, fuera de dicho país existen series que le superan en ese aspecto.[144] Es, también, la sexta serie animada con más capítulos de la historia. Superando en número a Los Simpson, están animaciones como Sazae-san (1820 episodios, ya finalizada).[144]

El año 2007 marcó el vigésimo aniversario de la franquicia Simpson. Tras veinte años (en 2008–2009), la serie ha igualado a Gunsmoke como serie televisiva estadounidense más longeva (duró 20 temporadas). Sin embargo, Gunsmoke alcanzó los 635 episodios, algo que Los Simpson sólo conseguiría si llegara a las 29 temporadas en las condiciones de programación actuales.[9]

En 2009, la serie sobrepasó el récord de 435 episodios de The Adventures of Ozzie and Harriet y es reconocida por el Libro Guinness de récords mundiales como la sitcom de mayor duración del mundo.[145]

Críticas y controversiaLa naturaleza rebelde de Bart, que frecuentemente no es castigado por su mal comportamiento, propició que algunos padres y conservadores a presentarlo como un mal modelo a seguir para los niños.[146] [147] En las escuelas, los profesores afirmaban que Bart era una «amenaza para el aprendizaje» debido a su actitud de «orgullo por sus malas calificaciones» y su actitud negativa respecto a su educación.[148] Otros lo describieron como «egoísta, agresivo y miserable».[149] En una entrevista de 1991, Bill Cosby describió a Bart como un mal ejemplo a seguir para los niños y lo calificó como «enfadado, confuso, frustrado». En respuesta, Matt Groening dijo «lo que resume a Bart bastante bien. La mayoría de la gente se esfuerza por ser normal pero él piensa que ser normal es aburrido y hace cosas que otros desearían hacer».[150] El 27 de enero de 1992, el entonces presidente de los Estados Unidos George H. W. Bush dijo «Vamos a seguir tratando de reforzar la familia americana, para hacer a las familias americanas más parecidas a los Walton y menos como los Simpson».[119] Los guionistas rápidamente contestaron con una réplica irónica en forma de un segmento corto que emitieron tres días después antes de una nueva emisión de Stark Raving Dad en el que Bart respondía: «Hey, nosotros somos exactamente como los Walton. También rezamos por un final de la Depresión».[151] [152]

Varios episodios de la serie han generado controversia. La familia Simpson visitó Australia en el episodio de la sexta temporada Bart contra Australia (1995) y Brasil en el episodio de la decimotercera La culpa es de Lisa (2002) y ambos generaron controversia y reacciones negativas en los países visitados.[153] En el último caso, se mostraba a Río de Janeiro como una ciudad con calles llenas de crimen, secuestros, barrios bajos e infectadas de monos y ratas. El consejo turístico de la ciudad llegó a amenazar a Fox con emprender acciones legales.[154] Matt Groening enfureció y emitió una fuerte crítica por el episodio de la sexta temporada A Star is Burns (1995) que realizó un crossover con El Crítico. Creía que esto no era más que publicidad para dicha serie y que la gente la asociaría incorrectamente Los Simpson con ella. Cuando sus esfuerzos por evitar que se realizara el episodio fracasaron, pidió que su nombre fuera borrado de los créditos finales e hizo públicas sus preocupaciones, criticando abiertamente a James L. Brooks y afirmando que el episodio «viola el universo de Los Simpson». En respuesta, Brooks afirmó «estoy furioso con Matt, […] su opinión está permitida pero airearla públicamente en la prensa es ir demasiado lejos. […] su comportamiento actual es pésimo».[155] [156] El episodio de la novena temporada The Principal and the Pauper (1997) es uno de los más controvertidos de la serie. Muchos seguidores y críticos reaccionaron negativamente a la revelación de que el director Seymour Skinner, un personaje recurrente desde la primera temporada, era un impostor. El episodio ha sido criticado por Matt Groening y por Harry Shearer, quien da voz al personaje. En una entrevista de 2001, Shearer recordó que después de la lectura del guion les dijo a los guionistas «Esto está muy mal. Están tomando algo que una audiencia ha construido durante ocho o nueve años de inversión y arrojándolo a la basura sin una buena razón, con una historia que hemos hecho previamente para otros personajes. Es muy arbitrario, gratuito e irrespetuoso para el público».[157]

Críticas al declive en la calidad
Mike Scully, que fue showrunner desde la novena temporada a la duodécima, fue el objetivo de las críticas por el declive de la calidad de la serie.[158]Durante muchos años, la crítica alabó la serie Los Simpson por su ingenio, realismo e inteligencia.[14] [159] Sin embargo, a mediados de los 90, el tono y énfasis de la serie comenzó a cambiar. Algunos críticos empezaron a declarar que la serie estaba «desgastada».[160] A partir de 2000, algunos de los fans más veteranos empezaron a expresar su desilusión con la serie señalando lo que ellos percibían como un exceso de situaciones estrafalarias en los argumentos, anteriormente basados en las características de los personajes.[161] [162] El escritor Douglas Coupland describió las críticas a la disminución de la calidad en la serie como «sandeces», afirmando «Los Simpson no ha dejado pasar una oportunidad en catorce años, con muy poca probabilidad lo hará ahora».[163] Mike Scully, que fue showrunner desde la novena temporada a la duodécima, ha sido el objetivo de las críticas.[158] [164] Chris Suellentrop, de la revista Slate, escribió: «Con la permanencia de Scully, Los Simpson se convirtieron, pues, en dibujos animados. […] Los episodios que antes se habrían terminado con Homer y Marge montando en bicicleta hacia la puesta del sol ahora se terminan con Homer disparando un dardo tranquilizante al cuello de Marge. La serie todavía es graciosa, pero ha dejado de ser conmovedora desde hace años».[158]

En 2003, para celebrar el episodio número 300 de la serie, Barting Over, el periódico USA Today publicó un par de artículos relacionados con Los Simpson: una lista de los 10 mejores episodios seleccionados por el webmaster del fansite The Simpsons Archive,[165] y una lista de los 15 mejores episodios de Los Simpson según los propios guionistas.[166] El episodio más reciente de la lista de los seguidores fue uno de 1997, Homer’s Phobia; la elección más reciente de los guionistas fue un episodio de 2000, Behind the Laughter. En 2004, Harry Shearer criticó lo que él percibe como un descenso en la calidad: «Creo que las tres últimas temporadas están entre lo peor, por lo que la cuarta temporada me parece bastante buena ahora».[167]

A pesar de estas críticas, Los Simpson ha logrado mantener una buena audiencia y atraer nuevos seguidores, si bien la primera temporada fue vista por una media de 13,4 millones de espectadores por episodio en Estados Unidos,[17] mientras que la decimoséptima temporada finalizó con una media de 9,2 millones de espectadores[168] y la decimonovena temporada con una media de 7,7 millones.[169] En una entrevista concedida en 2006, Matt Groening afirmó: «Sinceramente, yo no veo ningún fin a la vista. Creo que es posible que la serie llegue a ser económicamente demasiado incómoda…, pero por ahora la serie es creativamente, creo, tan buena o mejor que siempre. La animación es increíblemente detallista e imaginativa y las historias cuentan cosas que nunca antes habían ocurrido. Así que creativamente no hay razón de marcharse».[170]

CensuraLa serie ha recibido algunos actos e intentos de censura de determinados gobiernos y particulares.

En 2008, el canal Televen de Venezuela retiró de la programación la serie, que se emitía a las 11 de la mañana, y fue sustituida por Baywatch,[171] tras un requerimiento de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, ya que consideraba que Los Simpson era una «mala influencia» para los niños. Elda Rodríguez, directora del organismo, emitió un comunicado en el que afirmaba que el procedimiento administrativo contra el canal era debido al seguimiento realizado a la serie tras una serie de denuncias del público. Rodríguez afirmó que «en la serie animada se aprecian elementos con imágenes y lenguaje inapropiados, que pueden influir en el comportamiento y la formación de los niños, niñas y adolescentes» y añadió que en algunos capítulos hay una «carga de mensajes inadecuados».[172] Este acto fue visto como un ejemplo de la manipulación chavista en los medios de comunicación del país por parte de medios comunicativos de diversos países del mundo.[173] [174] [175] [171] [176] [177] [178] En cambio otros medios consideraron estas reacciones como una muestra de manipulación mediática usada para atacar a Hugo Chávez.[179] Tras la petición del organismo estatal, la cadena pasó a emitir la serie las 20:30.[180] [181] Finalmente, la cadena privada fue sancionada por el Directorio de Responsabilidad Social con la cesión de parte de su espacio televisivo, lo que obligaba a Televen a ceder treinta minutos de su tiempo de emisión durante un mes, en horario de 7 a 11 de la noche. Dicho espacio fue utilizado para transmitir mensajes culturales y educativos.[182]

En 2009 la productora Fox decidió no emitir el episodio E. Pluribus Wiggum en Argentina y el resto de Hispanoamérica, aunque Canal 13 lo emitió el 29 de julio 2010, en el que Carl Carlson hacía referencia a «una dictadura militar como la de Juan Perón» y afirmaba que «cuando él te desaparecía, tú te mantenías desaparecido», en referencia a los desaparecidos, durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional (aunque dicho régimen comenzó dos años después de la muerte de Perón). El motivo por el que tomaron esta decisión fue «evitar reabrir heridas muy dolorosas para Argentina». Varios miembros del peronismo se quejaron públicamente por el episodio, entre ellos, el ex diputado Lorenzo Pepe, que solicitó al Comité Federal de Radiodifusión (COMFER) que prohibiera la emisión del capítulo porque «ofendía la verdad histórica». El interventor de COMFER desestimó dicha petición ya que la consideraba «irracional».[183] [184]

Recepción en España e HispanoaméricaSegún palabras del propio Matt Groening «Los Simpson son muy populares en algunos países pero hay otros en los que por alguna razón no sucede lo mismo. No sé por qué, pero eso ocurre en Japón, donde la serie es conocida pero no alcanza el nivel de otros lugares. La Argentina, en cambio, es el país número uno entre los países que no hablan inglés. Viven la serie con una intensidad única».[185]

ProductosArtículo principal: Productos de Los Simpson

Buzz Cola, en el mundo real.La popularidad de Los Simpson ha creado una industria de merchandising de miles de millones de dólares.[119] La familia protagonista y personajes secundarios aparecen en multitud de productos, de camisetas a pósteres.

Los Simpson ha inspirado además ediciones especiales de juegos de mesa muy conocidos como el Clue, Scrabble, Monopoly, Operation y The Game of Life, así como juegos de preguntas como What Would Homer Do? o Simpsons Jeopardy![186] Existen también en el mercado varios juegos de cartas, como The Simpsons Trading Card Game.

Se han editado numerosas publicaciones relacionadas con Los Simpson a lo largo de los años. Hasta ahora, y desde 1993, Bongo Comics ha publicado nueve series de historietas.[187] Las series de cómics Los Simpson y Bart Simpson se imprimen también en el Reino Unido con los mismos títulos. También han aparecido recopilaciones de varias historietas en un solo tomo y recopilaciones de la música original de los episodios en álbumes como Songs in the Key of Springfield o Go Simpsonic with The Simpsons. Varias canciones se grabaron directamente como sencillo o álbum, sin que apareciesen en la serie. El sencillo más conocido es «Do the Bartman», que fue coescrito por Michael Jackson,[188] y que se convirtió en un éxito internacional alcanzando los puestos más altos del UK Singles Chart durante tres semanas[189] y siendo certificado como sencillo de oro por la British Phonographic Industry.[190] En el Reino Unido se lanzó la canción «Deep, Deep Trouble» para aprovechar el éxito de «Do The Bartman». Los álbumes The Simpsons Sing the Blues y The Yellow Album contienen versiones y canciones originales.

Un 7-Eleven de Seattle transformado en un Kwik-E-Mart como parte de la promoción de Los Simpson: la película.En la promoción de Los Simpson: la película, doce tiendas de 7-Eleven fueron transformadas en Kwik-E-Mart y vendieron productos relacionados con Los Simpson, tales como «Buzz Cola», cereales «Krusty-O» o dónuts rosas con virutas.[191]

El 9 de abril de 2009, el Servicio Postal de los Estados Unidos reveló que pondría en circulación una serie de cinco sellos postales de 44 centavos con las caras de Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie para conmemorar el vigésimo aniversario de la serie.[192] Los Simpson fue la primera serie de televisión en emisión que obtuvo dicho reconocimiento.[193] [194] Los sellos, diseñados por Matt Groening, fueron puestos en circulación el 7 de mayo[195] y se imprimieron aproximadamente mil millones de ellos.[196] [197]

DVDMuchas temporadas de la serie han sido lanzadas en DVD o VHS a lo largo de los años. Cuando la primera temporada se puso a la venta en 2001, se convirtió rápidamente en el DVD televisivo más vendido de la historia, aunque más tarde fue superado por la primera temporada de Chappelle’s Show.[198] En concreto, las temporadas 1 a la 12 y la 20 (en su edición especial) han salido a la venta en DVD en Estados Unidos, Europa, Australia, Nueva Zelanda y Latinoamérica, y se pretende lanzar más temporadas en el futuro.[199]

VideojuegosVéase también: Anexo:Videojuegos de Los Simpson
La industria de los videojuegos se adaptó rápidamente a los personajes y el mundo de Springfield. Entre los primeros juegos publicados se encuentran el arcade de la empresa Konami Los Simpson (1991), el juego de Acclaim Entertainment The Simpsons: Bart vs. the Space Mutants (1992), Krusty’s Fun House (1992) para versiones NES y Krusty’s Super Fun House para versiones SNES. Entre los juegos más modernos se encuentran The Simpsons Road Rage (2001), The Simpsons: Skateboarding (2002), The Simpsons Hit & Run (2003) y Los Simpson: El videojuego (2007).

Se produjeron dos máquinas de pinball relacionadas con Los Simpson, una de los cuales sólo estuvo disponible breve tiempo después de la primera temporada y la otra sigue comercializándose.[200]

The Simpsons RideArtículo principal: The Simpsons Ride

La atracción The Simpsons Ride, en Universal Studios Orlando (Florida) fue inaugurada el 15 de mayo de 2008.El 24 de abril de 2007 se anunció oficialmente la instalación de una atracción de simulación llamada The Simpsons Ride en Universal Studios Orlando y Universal Studios Hollywood.[201] Fue inaugurada oficialmente el 15 de mayo de 2008 en Florida[202] y el 19 de mayo del mismo año en Hollywood.[203] En la atracción, los usuarios visitan un parque temático de dibujos animados llamado Krustyland y ambientado en el personaje de la serie Krusty el payaso. Como en la serie, Sideshow Bob ha escapado de la cárcel para vengarse de Krusty y de la familia Simpson.[204]

Cuenta con más de 24 personajes recurrentes de la serie, y las voces son interpretadas por los miembros habituales del reparto, además de Pamela Hayden, Russi Taylor y Kelsey Grammer.[205] Harry Shearer decidió no participar, por lo que ninguno de los personajes que interpreta habitualmente en la serie tienen partes vocales en la atracción.[206]

James L. Brooks, Matt Groening y Al Jean colaboraron con Universal Creative, el equipo creativo de Universal Studios, para ayudar a desarrollar la atracción.[207] La simulación dura seis minutos y usa pantallas IMAX de más de 24 metros y proyectores Sony.[208] Hay 24 coches de paseo, cada uno con asientos para ocho personas,[205] en los que pueden viajar aproximadamente 2000 personas por hora.[204] La animación durante el paseo utiliza imágenes tridimensionales generadas por ordenador, elaboradas por Blur Studio y Reel FX,[209] en lugar de la animación tradicional en dos dimensiones empleada en Los Simpson.[210] La atracción de Florida registró la cifra de un millón de visitantes el 14 de julio de 2008, consiguiendo ser la atracción más rápida en alcanzar dicha cifra en el recinto.[211]

Los Simpson: la películaArtículo principal: Los Simpson: la película

Cartel del cine de Springfield (Vermont), donde se proyectó el estreno de Los Simpson: la película.20th Century Fox, Gracie Films y Film Roman produjeron un largometraje de animación sobre Los Simpson que se estrenó el 27 de julio de 2007.[212] La película fue dirigida por David Silverman y escrita por un equipo de guionistas de Los Simpson compuesto por Matt Groening, James L. Brooks, Al Jean, George Meyer, Mike Reiss, John Swartzwelder, Jon Vitti, David Mirkin, Mike Scully, Matt Selman, e Ian Maxtone-Graham.[212] Se produjo con la serie todavía en emisión, a pesar de que el equipo había declarado previamente que sólo harían una película cuando la serie hubiera concluido.[212] El primer intento de llevar Los Simpson a la gran pantalla fue con la trama del episodio Kamp Krusty, pero los guionistas encontraron problemas al tratar de alargar la historia para convertirla en el guion de un largometraje.[213] Una de las principales dificultades fue no encontrar una historia capaz de mantener el interés durante el tiempo que dura una película.[170]

Tras ganar un concurso de Fox y de Usa Today, la ciudad de Springfield, en Vermont, fue la elegida para el estreno mundial de la película.[214] Los Simpson: la película llegó a lo más alto de la taquilla en Estados Unidos con un total de 74 millones de dólares en su primera semana,[215] consiguiendo además la mayor recaudación en el estreno de una película basada en una serie de televisión, por delante de Misión: Imposible II.[216] Al 17 de diciembre de 2007 la película había recaudado en todo el mundo más de 525.495.894 dólares.[7]

UNA RIVALIDAD HISTORICA: REAL MADRID VS F.C.BARCELONA


En España, se considera el fútbol más que un deporte, en realidad es una manera de vivir. El deporte de fútbol quizás es la producción cultural que afecta la mayoría de la gente. El fútbol es más que un deporte en España porque está muy conectado con la historia, la economía y la política del país. Puesto que España es un país tan política, a veces parece que el fútbol puede servir como un microcosmo para toda la cultura en España. El fútbol español es reconocido por todo el mundo como un tipo de fútbol muy bueno y bien respetado. España siempre produce jugadores excelentes y La Liga en España es una de las ligas mejores en todo el mundo. Su equipo nacional ha tenido éxito al nivel internacional y es una fuente de orgullo en el país. Pero, el aspecto del fútbol que más refleja la cultura diversa de España existe con los clubs profesionales. Estos clubs, que vienen de varias ciudades por toda España son muy vinculados con la historia y la política del país. Unos de estos clubs son muy bueños y famosos y han tenido mucho éxito internacional. Los dos clubs tal vez más famosos son Real Madrid y F.C. Barcelona.

Real Madrid Barcelona

Se dicen que Real Madrid es el mejor club de futból en el mundo. El club, que fue fundado en 1902, ha ganado más torneos y copas y tiene más trofeos que cualquier otro club no sólo en España, sino en todo el mundo. Por eso, el club es el más famoso del mundo. En todo el mundo, la gente que conocen el fútbol conocen del Real Madrid. El equipo siempre ha tenido algunos de los mejores jugadores del mundo, como Di Stefano y Puskas en los años cincuenta o Hugo Sanchez en los años ochenta. Hoy dia, se dice que en toda la historia del fútbol no hemos visto más talento en un solo equipo. Real Madrid emplea más superestrellas mundiales que cualquier otro equipo. Algunas de las estrellas de Real Madrid hoy día son Zinedine Zidane, Luis Figo, Roberto Carlos, David Beckham, Michael Owen, Raúl y Ronaldo.

Barcelona, o Barça, también tiene mucha fama internacional. El club no ha ganado tantos trofeos como Real Madrid, pero ha disfrutado de mucho éxito también. Barcelona también ha empleado algunos de los mejores jugadores en la historia del fútbol. Unas leyendas como Johan Cruyff, Diego Maradona y Gary Lineker jugaron para el club. También los jugadores actuales de Real Madrid, Figo y Ronaldo jugaron para Barcelona en años pasados. Muchas estrellas hoy día juegan para Barcelona, incluyendo jugadores como Ronaldhino, Deco, Xavi, Eto’o y Carles Puyol.

Hay una rivalidad bastante furiosa entre estos dos equipos Barcelona y Real Madrid. Algunos dicen que es la rivalidad más grande en todo el mundo de deportes. Definitivamente, es más feroz e intenso que cualquier rivalidad en los deportes americanos. Tiene sentido simplemente desde una perspectiva de los deportes que habría una rivalidad entre Real Madrid y Barcelona. Los dos equipos son unos de los mas viejos y anualmente unos de los mejores equipos en toda España. Pero esta tensión entre los dos es mas que una rivalidad simple entre equipos de fútbol, viene de la política. La rivalidad tiene sus raices en la historia de España y el conflicto de la identidad regional en Cataluña. Históricamente, el equipo de Barcelona ha sido el vehículo principal por el cual los Catalanes han podido expresar su oposiciona al gobierno nacional, especialmente durante los 46 años de la dictadura de Franco. Manuel Vázquez Montalbán, uno de los escritores más famosos en la España contemporanea, ha llamado el club de Barcelona como “la arma épica para una nacion sin un estado” (Foer, 195). Mientras el club de Barcelona ha simbolizado la identidad y orgullo regional para los catalanes, por los últimos ochenta años, Real Madrid ha simbolizado el gobierno nacional y el concepto de una España unida.

Durante el régimen de Franco, el general y lider del pais hizo todo que podia para oprimir el equipo de Barcelona, e indirectamente, oprimir la región de Cataluña. El general era un aficionado de Real Madrid, por razónes de deportes y la razón obvia de la política. Cuando en 1953 Franco oyó que Barcelona iba a emplear el mejor jugador del mundo, Alfredo di Stefano de Argentina, Franco estableció una ley que previno la entrada de jugadores extranjeros en el país excepto si tuvieron un contracto compartido con Real Madrid. Di Stefano jugó para Barcelona por su primera temporada en España y sólo tenia poco éxito. Pero después, según su contracto, tuvo que jugar para Real Madrid. Cuando empezó a jugar para Real, disfrutó muchisimo más exito. Real Madrid compró el resto del contracto de Barcelona, y Di Stefano tenia una carrera bastante exitosa con Real Madrid. En realidad, Di Stefano ha marcado los más goles en la historia del club y para muchos es el mejor jugador que ha jugado para Real en todo sus años. Mucha tensión en la rivalidad entre Barcelona y Real Madrid viene de este hecho histórico, porque los aficionados de Barcelona creen que Franco y Real Madrid les robaron Di Stefano.

Durante su dictadura, Franco hizo muchas otras cosas también para promover Real Madrid y prevenir el éxito del Barcelona. Los canales estatales TVE1 y TVE2 mostraron casi todos los partidos de Real Madrid, y muy pocos de Barca, haciendo hincapié en que Real fue el equipo de todo España. También, durante el régimen de Franco había mucha corrupción con los árbitros en los partidos entre Real Madrid y Barcelona, con muchas decisiónes que eran muy parciales e injustos.

Un incidente con la intervención de Franco de muy mala fama ocurrió en 1943. Barcelona y Real Madrid jugaban en un torneo en que necesitaban jugar dos partidos. Barcelona ganó el primer partido 3 a 0. Pero antes del segundo partido, la directora de la seguridad de España, un empleado y amigo de Franco, visitó la sala de Barça en el estadio y les amenazó a los jugadores. En el segundo partido, Barcelona perdió 11-1.

Aun después de la muerte del Franco, los partidos entre Barcelona y Real Madrid han continuado su importancia política. Cada vez que Real Madrid pisa en el campo en Nou Camp (el estadio de Barcelona), no están combatiendo otro equipo del fútbol sino la región entera de Cataluña. En cada partido entre los dos equipos es muy común ver banderas políticas, con lemas como “Cataluña no es España” o otros refránes de “anti-madridismo”.

A causa de las tensiones politícas entre Madrid y el gobierno central y las regiones autónomas, partidos de la rivalidad no sólo les interesan a los madrileños y Catalanes. Puesto que un partido entre Real Madrid y Barcelona simboliza la lucha entre el nacionalismo y el regionalismo, toda la gente tiene interés en el resultado. Cuando los aficionados de Barcelona en Cataluña muestran su anti-madridismo, atraen el apoyo de mucha gente que comparten esta perspectiva política. A la misma vez, el símbolo fuerte de Real Madrid como un representante de la España unida atrae el apoyo no solamente de madrileños, sino de gente de muchas regiones a quienes les gusta esa idea.

Se ha llamado el partido entre Real Madrid y Barcelona el derbí. Los dos equipos juegan por lo menos dos veces al año, y durante los partidos todo el país en efecto completamente cesa de trabajar. Para un país que está obsesionado con los deportes y la politíca, el derbí ofrece un evento que siempre captura la atención de toda la nación.