LA CRISIS EN LA AGRICULTURA Y GANADERIA

El año 2009 ha sido sin duda uno de los peores años de la historia para el sector agrícola y ganadero. La crisis económica general o mundial se ha superpuesto a la ya crónica o estructural que venía arrastrando el sector a lo largo de la última década. Una falta de rentabilidad y una crisis que ha afectado negativamente a todos los subsectores: porcino, ovino, vacuno, lácteo, cerealista, hortofrutícola, del vino o del olivar. Apenas hay subsector que se salve: frente al encarecimiento de las materias primas y los costes de producción el precio en origen ha sido muy bajo. Es decir: se ha vendido por debajo del coste de producción.

Según ha hecho público el propio Consejero de Agricultura y Alimentación recientemente, la renta agraria en Aragón cayó un 3,7 % (9 % según las org. Agrarias) en 2009 respecto al año anterior. La producción final agraria descendió igualmente en torno a un 3,4 % (10,04 % según las org. Agrarias), en un año considerado bueno en cosechas pero malo en cuanto a los precios a los que se vendieron los productos. Y eso se va a repetir en este 2010.

Tanto es así que los tres sindicatos mayoritarios en el ámbito estatal (UAGA, ASAJA y UPA) han superado tradicionales diferencias y se han movilizado de forma masiva y conjunta a finales del pasado mes de noviembre frente a unos precios hundidos, a unas multinacionales de la distribución cuyo monopolio produce diferencias inaceptables entre los precios en origen y destino, unos costes de producción cada vez más elevados y que no pueden compensar unas ayudas de la PAC que se van reduciendo progresivamente.

Todo eso ha supuesto en Aragón que se hayann reducido un 6,37 % los ocupados en el sector agrario en el año pasado. Y ante esa realidad, ¿qué política desarrollan el Gobierno de Aragón y el departamento de Agricultura y Alimentación en relación con la crisis del sector agrícola y ganadero, y que tan graves efectos provoca en Aragón?

Han reducido un 24% el Presupuesto agrario para 2010, frente a una reducción general de apenas el 5 %. Menos mal que reconocen que es un sector estratégico para Aragón, que si no… Y es que el sector en realidad es una especie de General Motors para cada municipio aragonés, o cada comarca; porque está presente en todos y cada uno de los 732 municipios, y de cada una de las 33 comarcas aragonesas. El mantenimiento de su población, su vertebración territorial y sostenibilidad medioamabiental dependen de la viabilidad de este sector primario.

En cualquier caso nosotros no nos resignamos y acabamos de presentar una moción (dimanante de la interpelación que sustanciamos con el Consejero Arguilé en el último pleno ordinario) en los siguientes términos:

Las Cortes de Aragón, conscientes de la crisis crónica que vienen padeciendo la agricultura y ganadería, agravada por la actual crisis económica general, y del carácter estratégico del sector en nuestra comunidad instan al Gobierno de Aragón a:

1.-Vincular la agricultura de secano y de pastos con la ganadería extensiva mediante la promoción de la producción ecológica, su transformación y su comercialización, condicionando toda ayuda directa a la residencia real y efectiva en el medio rural aragonés.

2.-Impulsar la mejora generalizada de los seguros agrarios combinados, merced a la reducción de costes de la recogida de cadáveres gracias a la declaración de zonas remotas.

3.-Mejorar la financiación de la modernización del regadío mediante la concesión de moratorias en los años de crisis generalizadas del subsector, la recuperación de las tarifas eléctricas bonificadas y el impulso a las obras hidráulicas de consenso.

4.-Favorecer la generación de plusvalías de la ganadería intensiva mediante el apoyo a la creación de consorcios de integración y transformación de los sectores porcino y ovino.

5.-Iniciar mediante convenio con las organizaciones agrarias y cooperativas, un programa piloto de contratos territoriales de explotación que garanticen por parte de la administración la rentabilidad de las explotaciones a cambio del cumplimiento de unas condiciones de producción con determinados requisitos de calidad y sostenibilidad,de acuerdo con la Ley de Desarrollo Rural Sostenible de 2007.

6.-Estimular el consumo, la exportación y el fortalecimiento del cooperativismo para los sectores vitivinícola, hortofrutícola y ovino, con el objetivo de garantizar unos precios competitivos y ajustados a los costes reales de producción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s